Facebook Twitter Youtube

Baños Calientes y Agua de Brevo

El metabolismo, es decir la energía consumida por diferentes funciones del cuerpo se incrementa, como consecuencia del embarazo, resultando en una mayor producción de calor. Algunos estudios realizados en animales sugieren que el aumento de calor corporal genera alteraciones en el sistema nervioso del feto; sobre todo, cuando la temperatura alcanza niveles de 39.2 grados centígrados.

Esos cambios no han podido ser evaluados en el hombre, sin embargo, es importante evitar realizar actividades donde exista un aumento importante de la temperatura corporal como son las que se alcanzan en saunas y baños muy calientes. Lo ideal es que el baño sea con agua templada, para evitar el aumento de la temperatura corporal de la madre y, por tanto, del feto.

Un comentario especial requiere el agua de brevo. En nuestro medio es una costumbre aconsejar a la gestante que se realice baños con agua de brevo con le idea errónea de “mejorar el parto”. Esta soluciona si sea fría al contacto con el cuerpo y la luz del sol produce una reacción química que termina ocasionando quemaduras de segundo grado. Así, esta planta no es de beneficio para mejorar el pronóstico del parto y si puede ocasionar una catástrofe en la madre. Por Favor no la Use.