Facebook Twitter Youtube

¿Se Puede Dormir Boca Abajo?

Estar cómoda en la cama suele ser uno de los desafíos más difíciles durante el embarazo, especialmente durante el último trimestre y es ésta la principal causa de los problemas para dormir. Si la costumbre es la de dormir boca abajo o boca arriba, es conveniente que desde el comienzo trate de acostumbrarse a dormir hacia cualquiera de los lados porque hacia el final del embarazo es prácticamente imposible dormir en estas posturas.

Dormir boca arriba, cuando el embarazo está muy avanzado, provoca que el útero se apoye en la columna, en los intestinos y en la vena cava inferior (vena que transporta toda la sangre de la mitad inferior del cuerpo hacia el corazón).

Todo esto acarrea dolores en la cintura, digestión lenta, mayor predisposición a las hemorroides y caída en la presión arterial, con molestias respiratorias, taquicardia o palpitaciones.

A pesar que todo esto no ocurre al principio del embarazo, es recomendable desde el inicio dormir en uno de los lados, para irse acostumbrando, y mejor aún del lado izquierdo porque esta postura también favorece la llegada de sangre a la placenta, aportando mayores cantidades de oxígeno y nutrientes para el bebé.

Existen almohadones especiales en forma de cuña para ser utilizados durante el embarazo, y son ideales para apoyar tu vientre mientras duermes.

También hacia el final del embarazo, cuando la cabecita del bebé está ubicada entre los huesos de tu pelvis, es de mucha utilidad el uso de una almohada entre tus muslos.