Facebook Twitter Youtube

Recomendaciones para Paciente en Post Cesárea

  • Debe iniciar deambulación temprana. primero siéntese en su cama, permanezca allí por unos diez minutos y luego póngase de pie si no presenta signos de mareo o debilidad. El caminar permite la recuperación más rápida así como estimular el intestino y la involución uterina.
  • En relación al cuidado de la herida puede lavarla sin ningún temor con agua y jabón. estará cubierta con esparadrapo o con micropore los primeros días, podrá ser retirado por usted al 4º o 5º día post operatorio.
  • los puntos se retiran entre 8 a 10 días después de la intervención, si nota que la herida empieza a ponerse roja, caliente, aumenta de volumen o presenta secreción sin importar el color, debe consultar a su medico tratante. Al quitarse los puntos se puede fajar.
  • Al retirar los puntos y para evitar un queloide (cicatriz como un cordón grueso y duro), seria ideal colocarse una banda de Silicona. Pregunte en GESTAMOS por ella.
  • guarde una dieta baja en grasas y alta en proteínas (leche, carnes). continué tomando sus vitaminas prenatales sobre todo si esta amamantando.
  • Recuerde que la lactancia materna es muy importante para el recién nacido por lo tanto usted debería amamantarlo siempre. Esto, ayudara mucho para evitar una Mastitis.
  • Desde el primer día, presentara secreciones sanguinolentas vaginales, con restos de tejido uterino y pequeños coágulos de sangre (LOQUIOS). Al principio tienen un color rojo oscuro que va cambiando a medida que pasen los días. No olvide cambiar con frecuencia su toalla higiénica, de esta manera puede darse cuenta si presenta algún cambio de olor y/o aspecto.
  • Retome gradualmente sus actividades normales. La mayoría de las actividades, incluyendo sus relaciones sexuales, pueden ser totalmente retomadas en cerca de seis semanas. Si alguna actividad le ocasiona dolor no la realice.
  • Con relación al ombligo de su hijo, se le debe realizar limpieza 3 veces al día como mínimo, utilice copitos y alcohol solamente. Si observa mal olor, salida de liquido, consulte al medico pediatra.
  • Si tiene alguna inquietud o molestia relacionada con su intervención puede llamar al consultorio o de lo contrario a su medico encargado.