Facebook Twitter Youtube

Instructivo Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad sistémica causada por el Toxoplasma gondii que adquirida Por primera vez durante la gestación puede afectar al fruto de la concepción.

La exposición a Toxoplasma gondii durante el embarazo es un evento relativamente común que se traduce en infección únicamente en pacientes susceptibles, esto es, en las que no posean anticuerpos previos.

En términos generales, la toxoplasmosis deja una inmunidad permanente y no repite durante embarazos consecutivos. La incidencia de toxoplasmosis durante el embarazo varía del 1 al 10 por mil embarazos, dependiendo de la zona geográfica, el estilo de vida y el nivel socioeconómico de la población.

La infección aguda por toxoplasma en la embarazada se presenta en forma asintomática en 90% de los casos. Idealmente, solicitar títulos IgG para detectar pacientes susceptibles al toxoplasma debe hacerse en el periodo preconcepcional. Esto permite detectar a las pacientes que tienen títulos positivos de IgG específica y que, por tanto, ya han sufrido una primoinfección antes del embarazo. Este grupo de pacientes no requerirá más estudios para toxoplasmosis al embarazarse.

Toda gestante sin títulos conocidos de IgG contra el toxoplasma deberá someterse a tamizaje para la detección de IgG e IgM contra el parásito desde el primer control prenatal. Si esta IgG/IgM son NEGATIVAS

  • Interpretación: ausencia de anticuerpos específicos. La gestante no ha adquirido previamente la enfermedad.
  • Recomendaciones: debe solicitarse IgM MENSUAL e instruir a la paciente sobre los cuidados preventivos:
  1. EVITAR EL CONTACTO CON GATOS MENORES A 6 MESES, SON LOS MAS PELIGROSOS. No alimentar el gato con comida cruda. Hacer limpieza todos los días de la cubeta de heces del gato, usar guantes. Tener gatos adultos al parecer no es tan problemático como los menores a 6 meses.
  2. NO TOMAR AGUA DE LA LLAVE. No consumir agua sin hervir; se aconseja tomar agua filtrada o hervida, por lo menos, durante 10 minutos después del primer hervor.
  3. NO CONSUMIR CARNE CRUDA O POCO ASADA. Consumir carne bien cocida (>60°C). Cocinar la carne hasta que cambie de color. Idealmente congelada previamente.
  4. Lavar las frutas, las legumbres y las plantas aromáticas antes de consumirlas.
  5. Lavarse bien las manos antes y después de toda manipulación (PREPARACION O COMER) de alimentos.
  6. Lavar bien los alimentos antes prepararlos.
  7. Lavar los utensilios y las superficies que hayan servido en la preparación de los alimentos.
  8. Limpiar y desinfectar regularmente la nevera.
  9. En las comidas fuera de casa, evitar las legumbres crudas y preferir las cocidas.
  10. Utilizar guantes para jardinería para toda manipulación de tierra.
  11. A toda mujer en edad fértil se le practique una prueba de IgG anti- Toxoplasma antes de la concepción.
  12. Las pacientes con IgG positiva antes del embarazo no requieren pruebas adicionales durante los embarazos subsiguientes. La infección se transmite a través de las heces de un gato infectado que contaminan comida (puede estar o no en su casa). No, debería tener un gato en casa. Con un perro no hay problema.