Facebook Twitter Youtube

Síntomas o Molestias Peligrosas

Durante el embarazo se pueden producir una serie de situaciones que no indican, en absoluto, que le está pasando algo grave a la gestante, pero si obliga a consultar al médico para evitar posibles complicaciones.

  • Vómitos persistentes que no ceden con el tratamiento.
  • Adelgazamiento considerable.
  • Erupciones de la piel.
  • Perdidas de sangre a través de la vagina.
  • Ausencia de percepción de los movimientos fetales a partir del 5° mes, o ausencia de estos.
  • Aumento de peso excesivo.
  • Dolor de cabeza intenso y persistente.
  • Edema: hinchazón de tobillos, manos, cara.
  • Molestias urinarias: picor, dolor, ardor, deseos de orinar a cada rato, orinar y quedar con deseos de volver a hacerlo.
  • Cambios en las características del flujo vaginal.
  • Perdidas de liquido por la vagina, cuando la gestante no los identifica como orina.
  • Endurecimiento regular y rítmico del útero, antes de la semana 38. Cabe tener en mente, que a partir de la semana 32 de gestación, aparecen contracciones y que estas se hacen más intensas y frecuentes a medida que se va acercando el final del embarazo, pero siempre son esporádicas y regulares.
  • Dificultad respiratoria.
  • Fiebre persistente.
  • Trastornos de la visión.