Facebook Twitter Youtube

Alimentación Durante el Embarazo

La alimentación durante el embarazo debe ser equilibrada y natural. Es imprescindible una dieta rica en vitaminas, minerales (verduras y frutas frescas, leche, queso) y en proteínas (carne, pescado, pollo y huevos), y se ha de procurar evitar el consumo excesivo de grasas e hidratos de carbono (salsa, guisados, pastelería, helados). El aumento total de peso durante el embarazo no debe exceder los 10 a 12 kilos en total. Un aumento excesivo de peso puede comportar complicaciones durante el parto. Por eso es importante que la dieta de la embarazada incluya:

  • Entre medio y un litro de leche (semidesnatada), sola o en forma de productos lácteos (yoghurt, queso).
  • Vegetales (crudos o cocidos diarios).
  • Fruta fresca (dos copas al día).
  • Dos raciones de carne, pollo o pescado al día.
  • Dos a tres huevos por semana.
  • Leguminosas: (lenteja, frijol, garbanzo) una o dos tazas por semana.
  • Dos porciones de arroz al día.
  • Tres rebanadas de pan al día.
  • Embutidos: solo jamón dulce o serrano.

Si aun no ha pasado la toxoplasmosis, es conveniente que la verduras y frutas estén muy bien lavadas; las comidas deben hacerse bien cocidas; la carne idealmente debe congelarse antes del consumo y de todas formas bien cocida.

Con todo y lo anterior, el médico le puede recetar productos que contengan minerales, vitaminas y sobre todo hierro.

Alimentos Aconsejables Durante el Embarazo
Ensaladas carne(mejor de res que de cerdo) cereales integrales.
Fruta fresca leche semidesnatada verduras
Pescado yoghurt descremado pan integral
Queso y mantequilla legumbres huevos