Facebook Twitter Youtube

El Parto

La gestación normal dura entre 38 y 42 semanas contadas a partir del primer día de la última regla. Después de este periodo de tiempo, él bebe ya es maduro y capaz de vivir independiente de su madre. El parto es un fenómeno natural que consiste en la expulsión del feto, la placenta y las membranas amnióticas al exterior. El parto es un proceso natural que habitualmente evoluciona sin incidencias. A pesar de todo, las complicaciones en el curso del parto se pueden presentar de forma imprevisible, motivo por el cual se recomienda su asistencia en un medio hospitalario.

Períodos del Parto

Las principales etapas de que consta un parto están esquematizadas de forma sencilla de la siguiente manera:

  1. Fase Previa al Parto: él bebe se encuentra dentro del útero envuelto en una bolsa que contiene líquido amniótico y tiene una posición característica, ya preparado para salir al exterior. La presentación de cabeza es la más frecuente, pero puede haber otras. En esta fase de latencia o preparto se presentan contracciones uterinas indoloras e irregulares, gracias a las cuales el cuello uterino se acorta, se borra y se entreabre. Sin esta fase previa el parto no es posible, pero a veces es mal soportada por la señora, a causa de la duda de sí esta de parto o no. Su duración es imprevisible y en general, no requiere hospitalización de la gestante. Es mejor que transcurra de la forma más relajada posible.
  2. El Período de Dilatación: La aparición de contracciones de poca intensidad al principio y que se van repitiendo con una frecuencia de una o dos cada diez minutos, durante más de una hora, indica que, probablemente se está iniciando el parto. El periodo de dilatación tiene una duración variable en cada señora y depende en gran medida del número de hijos que haya tenido, el tamaño del feto, la intensidad de las contracciones, etc. Este periodo se divide en dos fases, una lenta que va de 0 a 5cm de dilatación y otra rápida desde los 5 cm, hasta la dilatación completa. La “bolsa de las aguas” se deforma hasta que se rompen en forma espontánea o por parte del médico. Las aguas normales han de estar claras. Este periodo requiere un control riguroso mediante el monitor fetal.

¿Cuándo Debe Trasladarse al Hospital ?

  • En la gestante primeriza cuando las contracciones se tornan rítmicas y aparecen cada 5 minutos.
  • En la gestante que ya tiene hijos cuando las contracciones siguen rítmicas y aparecen cada 10 minutos.
  • Cuando la gestante rompa aguas, hayan o no contracciones.
  • Si la gestante tiene pérdidas de sangre de cierta importancia.
  1. Período de Expulsión: es el que se inicia una vez lograda la dilatación completa y culmina con el nacimiento del bebe. Las contracciones uterinas en estos momentos son muy intensas y frecuentes, se ven reforzadas por los pujos de la madre, que contribuyen a la expulsión del feto. La colaboración de la madre es muy importante.

La episiotomía es una incisión que es necesaria para acortar el final del parto, para evitar desgarros y facilitar la salida del bebe, se sutura después del alumbramiento (salida de la placenta y las membranas ovulares).

Una vez ha nacido él bebe, no necesita alimentarse de la placenta. La sección del cordón umbilical se hará cortando en medio de dos pinzas. Después de la salida del bebe, las contracciones continúan con la finalidad de expulsar la placenta y las membranas. Esta es la última etapa y la que marca el final del parto.