Facebook Twitter Youtube

La Anestesia en el Parto

El parto una vez iniciado es un acto fisiológico que comporta dolor, que junto con las situaciones de cansancio y angustia de la madre, pueden repercutir negativamente en su evolución.

La anestesia consiste en la disminución importante y a veces total del dolor. Para esto se disponen de diferentes tipos de anestesia y diferentes técnicas.

Tipos de Anestesia

  1. Anestesia Regional

Las técnicas de anestesia regionales bloquean una determinada rama nerviosa. Hacen insensible al dolor de una zona del organismo y permiten que la señora este despierta.

La anestesia epidural es la más usada en nuestro medio. Es una anestesia regional que se aplica en la zona lumbar de la columna vertebral y bloquea selectivamente las raíces nerviosas que conducen el dolor, anulando por completo el dolor producido por las contracciones, y manteniendo a la señora en estado consciente. Una de las ventajas de esta técnica es que puede utilizarse desde el periodo de dilatación y hasta el parto, y emplearse tanto en partos por vía vaginal de cualquier tipo como en cesáreas. En condiciones normales no pasa a la circulación sanguínea materna y por lo tanto no afecta al feto. No obstante, esta técnica como todas también comporta un riesgo, por lo cual es imprescindible la prescripción y el control por parte del médico especialista.

  1. Anestesia General

Es un tipo de anestesia en la que se administran medicamentos por vía endovenosa e inhalatoria produciéndose un estado de insensibilidad, en el cual la señora puede quedar dormida. Como pasa a la circulación sanguínea materna no mas se puede administrar en el periodo de expulsivo del parto.