Facebook Twitter Youtube

El Puerperio (Cuarentena o Dieta)

Es un periodo que dura unas seis semanas, que comienza inmediatamente después del alumbramiento y que acaba cuando el organismo femenino retorna a sus condiciones normales.

Puerperio Inmediato

Se considera que es el tiempo en que la señora está ingresada en la clínica. Durante las primeras horas después del parto, el personal sanitario de la clínica estará pendiente que la pérdida de sangre sea normal, que el útero este bien contraído, que la tensión arterial, el pulso y la temperatura sean correctos. Es posible que después del parto aparezcan un gran cansancio y necesite dormir, por eso es muy aconsejable que se tengan pocas visitas en estos momentos.

Durante los días que la señora está ingresada en la clínica, él médico controlan los puntos de la episiotomía, la adaptación de los pezones a la lactancia y la evolución clínica de la señora.

La Lactancia Materna

Siempre que sea posible, se ha de preferir la lactancia materna ya que la composición de la leche materna es la más idónea para la alimentación del neonato. A las pocas horas del parto, el bebé ya puede ser colocado al pecho por algunos minutos. A las 48-72 horas del parto, el calostro de los primeros días es sustituido por la leche, coincidiendo con un aumento en el volumen de las mamas (bajada de la leche). Se debe procurar que cada succionada no se alarga más de 20 minutos, ya que es un tiempo suficiente para que el bebé quede satisfecho y así se evita que se ablanden los pezones, cosa que puede favorecer la aparición de estrías. Conviene sentarse cómodamente para dar de mamar, con la espalda y los pies bien recostados. Se ha de consultar al médico antes de tomar algún medicamento.

La Alimentación

Si la señora esta lactando, la dieta debe estar equilibrada y natural, como en la embarazada. Se debe evitar consumir ciertos alimentos, como espárragos, alcachofas y brócoli, ya que dan mal gusto a la leche. La ingesta de líquidos ha de aumentar, como mínimo un litro más de lo habitual (leche, jugos de fruta, agua, etc.) evitando las bebidas alcohólicas y las excitantes como el café, “coca-cola”, cacao, etc. Tampoco es necesario que se coma por dos mientras sé este en el periodo de lactancia.

Ocasionalmente pueden aparecer unos dolores en el bajo vientre, generalmente tipo cólico, asociados casi siempre a la lactancia y que no deben producir ninguna alarma. En caso de ser muy intensos su médico puede prescribir un analgésico.

Cambios Físicos Después del Parto

Después del parto aparecen cambios en el aspecto de la señora. La piel del abdomen se torna arrugada y más fláccida, y la cintura es más amplia. Los pechos han aumentado mucho de volumen. No obstante poco a poco se va recuperando la figura anterior. La recuperación física después del parto se puede facilitar haciendo ejercicios físicos que ayuden a restablecer el tono de los músculos distendidos durante el embarazo, estos se pueden iniciar a las pocas semanas del parto.

Los loquios son las pérdidas de sangre por vía genital que se producen durante el puerperio. Al principio son de sangre con algún coagulo, y poco a poco se van haciendo más escasos. Duran en promedio 15 días.

Cuando la madre no lacta, la primera regla aparece habitualmente entre 6 a 8 semanas después del parto. En la señora que lacta la ovulación se retarda y, por tanto, la regla también. No obstante si aparece la menstruación durante la lactancia no se ha de tener temor a que se produzcan modificaciones en la leche.

El momento de iniciar las relaciones sexuales después de un parto depende de muchos factores. Se aconseja que no se inicien nuevamente hasta 4 a 6 semanas después del parto, con el fin de evitar las infecciones puerperales. Es muy importante que la señora acuda a la consulta de su médico para que le sea practicado un reconocimiento adecuado y brindarle una orientación sobre algunos métodos anticonceptivos.