Facebook Twitter Youtube

Vitrificación de Óvulos

La criopreservación (congelación y vitrificación) de óvulos puede ayudar a mujeres que por diferentes razones (sociales, culturales, médicas, etc.) quieren o tienen que postergar su maternidad, pacientes con cáncer por ejemplo que recibirán tratamientos que pueden tener efecto dañino para su fertilidad (quimioterapia, radioterapia, combinación de ambas, o cirugías), o por enfermedades no malignas que obliguen a aplicar el mismo tipo de tratamientos o que por sí mismas puedan lesionar las células de los ovarios que producen los óvulos, o que sencillamente la mujer desee aplazar su maternidad y por ende conservar sus óvulos jóvenes para luego ser utilizados o en casos donde la mujer mediante estimulación ovárica por medicamentos haya producido muchos más óvulos de los que es recomendable inseminar.

La criobiología es el estudio de los procesos de congelación de células y tejidos. Estos procedimientos han permitido la conservación de células y tejidos por tiempos prolongados manteniendo éstas, generalmente, sus propiedades biológicas una vez descongeladas. Se han desarrollado protocolos de congelación/descongelación y vitrificación/entibiamiento que permiten preservar células a temperaturas muy bajas usualmente sin afectar o con muy poco efecto en su estructura y función. A pesar de todos los cuidados que se toman, no todos los óvulos sobrevivirán una vez que se entibian, como tampoco se puede asegurar que fecunden o resulten en un embarazo. Esto se debe a que se trata de una técnica novedosa que está por perfeccionarse.

Las etapas de la criopreservación de óvulos son:

1. Estimulación Ovárica Controlada

Para obtener los óvulos se estimulan los ovarios mediante la administración diaria de hormonas durante 2 semanas aproximadamente y se hace un seguimiento ecográfico (ecografías transvaginales) para controlar el desarrollo de los folículos (sacos contenedores del óvulo) en los ovarios. Cuando el número y tamaño de los folículos es el adecuado se determina el día de la extracción.

2. Aspiración Folicular

Una vez completada la maduración de los folículos se realiza la aspiración folicular que consiste en obtener los óvulos del interior de los folículos. Se realiza mediante la punción del ovario con una aguja que se introduce a través de la vagina y es guiada al interior de los folículos mediante ecografía. Este es un procedimiento ambulatorio que se realiza bajo sedación consiente. Inmediatamente después de obtenidos, los óvulos son clasificados por su forma y guardados en la incubadora en recipientes especiales para que se mantengan viables antes de la criopreservación.

3. Criopreservación de los Óvulos Recuperados

Los óvulos excedentes pueden ser criopreservados. El personal de laboratorio coloca los óvulos en una solución especial que protege de posibles daños conocidos por la criopreservación (compuestos crioprotectores) y se sumergen directamente en los tanques especiales. En la vitrificación hay una deshidratación de los óvulos (se les extrae agua para disminuir el daño por los cristales que se forman al congelar las células), se sumergen en compuestos crioprotectores, y se congelan rápidamente conservándose en nitrógeno líquido en tanques especiales que los mantienen a temperaturas muy bajas (casi -200°C). Los óvulos pueden permanecer vitrificados varios años. Posteriormente pueden fecundarse por medio de inyección intracitoplasmática del espermatozoide (ICSI).

Del 90% de las mujeres que se someten a este tratamiento se consiguen varios óvulos, y sólo un 10% responde mal o no responde con la estimulación ovárica controlada. Algunos óvulos sobrevivirán a la descongelación o al entibiamiento, y algunos de ellos podrán ser fecundados.

Preguntas Frecuentes

  • ¿Cómo escoger el sexo de mi hijo? +

    Está comprobado: el hombre es quien, sin quererlo, determina el sexo de su hijo. Pero la concepción de una niña Read More
  • 1

Conoce Nuestros Casos de Exito

Casos de Éxito