Facebook Twitter Youtube

Vitrificación de Embriones

El número de embriones transferidos al útero debe ser limitado a no más de 3 para evitar los riesgos del embarazo múltiple. La criopreservación (congelación o vitrificación) permite conservar los embriones excedentes que se forman en la fecundación in vitro (FIV), o la inyección intracitoplasmática del espermatozoide (ICSI). Los embriones criopreservados pueden ser transferidos en ciclos posteriores si no hubo embarazo o para conseguir un segundo embarazo, reduciendo la necesidad de someterse a la estimulación ovárica controlada y la aspiración folicular.

Leer más...

Vitrificación de Óvulos

La criopreservación (congelación y vitrificación) de óvulos puede ayudar a mujeres que por diferentes razones (sociales, culturales, médicas, etc.) quieren o tienen que postergar su maternidad, pacientes con cáncer por ejemplo que recibirán tratamientos que pueden tener efecto dañino para su fertilidad (quimioterapia, radioterapia, combinación de ambas, o cirugías), o por enfermedades no malignas que obliguen a aplicar el mismo tipo de tratamientos o que por sí mismas puedan lesionar las células de los ovarios que producen los óvulos, o que sencillamente la mujer desee aplazar su maternidad y por ende conservar sus óvulos jóvenes para luego ser utilizados o en casos donde la mujer mediante estimulación ovárica por medicamentos haya producido muchos más óvulos de los que es recomendable inseminar.

Leer más...

Donación de Gametos

Los problemas de fertilidad es algo de salud particular. La donación de gametos y embriones puede ser la única solución para remediar la carencia de gametos femeninos o masculinos, permitiendo la realización de una descendencia parental sin carencia genética. También puede ser aplicada para evitar la transmisión de condiciones genéticas a la descendencia. El resultado está pensado en satisfacer un deseo por un niño el cual es más importante que tratar los inconvenientes de fertilidad.

Leer más...

Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGD)

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es el estudio del ADN de embriones humanos para seleccionar los que cumplen determinadas características y/o eliminar los que portan algún tipo de defecto congénito. Se realiza en tratamientos de fecundación in vitro, antes de implantar los embriones humanos en el útero. Hoy día es posible analizar una o dos blastómeras de un embrión de día 3 de cultivo (7-8 células) sin que pierda potencial de implantación. El embrión se cultiva hasta blastocisto mientras tenemos 48 horas para analizar las blastómeras.

Leer más...