Facebook Twitter Youtube

Papiloma Humano

¿Que es el VPH?

El virus del papiloma humano, o VPH, es también llamado “el virus de las verrugas”. Es la más común entre las infecciones de transmisión sexual causadas por un virus tanto en hombres como en mujeres. Algunos tipos de VPH causan las verrugas que afectan los dedos de las manos. Otros tipos del VPH pueden afectar la piel de las áreas genitales. Ocasionalmente estas infecciones genitales del VPH pueden causar las llamadas verrugas genitales, cambios precancerosos, o hasta el cáncer del cérvix (el cuello de la matriz).

¿Qué tan común es el VPH?

El VPH es más común de lo que usted podría pensar. Muy pocas personas entre las que adquieren una infección de VPH llegan a desarrollar verrugas vaginales. La mayor parte de las personas afectadas por una infección de VPH no se dan cuenta de que la tienen.

¿Qué importancia tiene la infección por HPV?

Algunas personas se preocupan al descubrir que tienen una infección causada por este virus. Existen varios tipos distintos del VPH, y la mayor parte de ellos no causan infecciones de importancia. De hecho, la infección de por si no causa problemas serios. Sin embargo, esta infección, si ocurre junto a otros factores, puede causar crecimiento anormal de las células superficiales de la piel. Esto puede resultar en el desarrollo de verrugas. En muy raras ocasiones, este crecimiento anormal podría causar cambios precancerosos en la piel que eventualmente podrían resultar en problemas mucho más serios como el cáncer del cérvix, la vagina, o la vulva.

¿De qué manera he adquirido esta infección?

Probablemente usted adquirió el VPH si su piel estuvo en contacto con la piel de otra persona que ya tenía la infección al sostener relaciones sexuales vaginales, orales, o anales con esta persona. Las verrugas genitales en la piel contienen el virus y este puede ser adquirido de este modo por otras personas. El VPH puede penetrar nuestro cuerpo a través de cortaduras pequeñas en la piel que pueden ser muy difíciles de ver. Es posible también tener el VPH en las células de la piel y transmitirlo así a otras personas aun en aquellos casos en que no existan verrugas genitales visibles.

¿Qué cosas aumentan el riesgo de adquirir una infección genital causada por el VPH?

El riesgo de adquirir una infección causada por el VPH y de desarrollar verrugas genitales aumenta de acuerdo al número total de parejas sexuales que haya tenido la persona durante su vida. El uso del condón puede reducir este riesgo, pero los condones no siempre ayudan a prevenir la infección puesto que el virus puede estar presente en áreas que no están protegidas por el condón. Sus propias defensas inmunológicas (las defensas naturales del organismo) también determinan si usted habrá de desarrollar una infección por VPH o verrugas genitales. Sus defensas inmunológicas la ayudan a mantenerse saludable. Aquellas personas cuyas defensas inmunológicas están disminuidas son más propensas a adquirir infecciones y verrugas causadas por el VPH. El fumar también aumenta su riesgo de adquirir la infección si usted fuese expuesta al virus.

¿Cuánto tiempo hace que tengo esta infección?

Es difícil saber cuánto tiempo hace que ha tenido el VPH. Si usted ha tenido más de una pareja sexual durante su vida, es imposible saber cuál de sus parejas le ha transmitido el virus. Por lo tanto, es muy difícil determinar cuando ocurrió la infección con VPH. Si se tiene contacto sexual con una persona que tiene la infección, las verrugas genitales por lo general tardan no menos de tres meses en aparecer. Es posible que usted haya tenido esta infección de VPH por bastante tiempo antes de que se descubriese la misma mediante una prueba de Papanicolaou anormal, un examen colposcopico, o una prueba de laboratorio para detectar el VPH.

¿Cómo se diagnostica el VPH?

El VPH puede diagnosticarse de varias maneras. La prueba más específica detecta un fragmento del virus en las células afectadas. La prueba de Papanicolaou puede detectar los cambios causados por el VPH en las células. Las células residuales de la prueba de Papanicolaou, el tejido obtenido mediante una biopsia, o un frotis de la piel también pueden someterse a exámenes en el laboratorio para detectar el VPH. Para poder detectar los cambios causados por el VPH en las áreas externas del cuerpo, puede aplicarse una solución de vinagre a la vulva (el exterior de la vagina) por unos 2-5 minutos, lo cual puede causar un poco de ardor. El vinagre puede hacer que las áreas afectadas por el VPH se tornen de un color blanco por varios minutos. Estas pequeñas áreas pueden entonces examinarse utilizando distintos instrumentos de aumento. Para poder detectar estos cambios en las partes internas del cuerpo, su proveedor de servicios de salud utilizara un colposcopio para examinar con lentes de aumento el cérvix y las paredes de la vagina. Las células anormales se tornan color blanco cuando se les aplica la solución de vinagre.

¿Cómo puede tratarse esta infección por el VPH?

La infección en si no requiere tratamiento alguno. Sin embargo, algunas lesiones de la piel causadas por el VPH pueden ser tratadas. El tratamiento dependerá de su localización, el número de lesiones, y la naturaleza de estos cambios causados en la piel. Si los cambios ocasionados por el virus son leves y de menor importancia, muchas veces el tratamiento no es necesario en ese momento. En estos casos, solo es necesario un seguimiento cuidadoso mediante el autoexamen por la persona afectada, repetir Periódicamente la prueba de Papanicolaou, o posiblemente la colposcopia. Muchas veces las defensas naturales del organismo de la persona son suficientes para eliminar estas anormalidades leves. De descubrirse cambios más severos, existen varios métodos que podrían ser utilizados por su proveedor de servicios de salud para tratar estas áreas anormales. Algunos de estos tratamientos pueden aplicarse en su propio hogar, pero otros deberán administrarse en la consulta o la clínica. De ser necesario, su proveedor de servicios de salud discutirá con usted estas distintas opciones.

¿Puede persistir el virus luego de someterme a tratamiento?

No existe una cura definitiva para el VPH. El propósito del tratamiento es eliminar el área anormal que contiene el virus sin causar daño a los tejidos normales adyacentes. Es posible que persista una pequeña cantidad de virus luego del tratamiento. Por lo general, sus propias defensas inmunológicas se encargaran de eliminar el virus restante.

¿Qué debo hacer para cuidarme?

  • Usted puede autoexaminarse luego del tratamiento para notar si desarrolla nuevas verrugas.
  • Si descubre nuevas verrugas, asegúrese de que sean tratadas lo antes posible.
  • Mientras más temprano se descubren las verrugas, mas fácil es tratarlas.
  • Tener verrugas genitales puede aumentar el riesgo de cáncer del cérvix.
  • ¡Si usted fuma, deje de fumar!
  • Mantenga su nivel de estrés lo más bajo posible, duerma lo suficiente, y lleve una dieta adecuada y balanceada.

¿Cómo puedo evitar contagiar a otras personas?

Usted puede prevenir la transmisión del VPH a otras personas asegurándose de que cualquier lesión en la piel o verrugas genitales sean tratadas hasta que desaparezcan completamente. El uso del condón durante las relaciones sexuales puede ayudar a evitar la transmisión de la infección. Sin embargo, los condones no siempre son efectivos para evitar la transmisión del VPH, puesto que la infección puede estar presente en otras áreas de la piel no cubiertas por el condón. Ahora que usted ya sabe que tiene VPH, debe dejárselo saber también a su pareja sexual actual y a sus parejas anteriores para que estas personas puedan ser examinadas y tratadas apropiadamente.

¿Puede causar problemas el VPH si quedo embarazada?

Es improbable que el VPH cause problemas durante el embarazo. Existe un riesgo muy leve de que usted pueda contagiar a la criatura con el VPH. La criatura puede tragar durante el parto algunas células vaginales que contengan el VPH y, en muy raras ocasiones, el virus puede afectar las cuerdas vocales de la criatura. Por lo general, la mujer que tiene el VPH puede tener un parto vaginal normal. Solo aquellas que tengan una gran cantidad de verrugas vaginales obstruyendo la vagina pueden requerir un parto por Cesárea.

¿Cómo puedo enfrentarme mejor al problema del VPH?

Es común que las personas afectadas por el VPH sientan coraje, ansiedad, depresión, o vergüenza debido a esta condición. Algunas mujeres también pueden sentirse preocupadas por el riesgo de cáncer. El sentirse de esta manera es completamente normal. El saber que el VPH puede ser tratado y que el cáncer del cérvix puede prevenirse puede ser de gran ayuda en estos casos. Preocuparse no es saludable. Discuta lo que le preocupe con su proveedor de servicios de salud. Manteniéndose saludable, y no fumando, se ayudara usted misma a aumentar sus propias defensas naturales para hacer frente al virus.