Facebook Twitter Youtube

Crioterapia del Cérvix

¿Qué es la crioterapia del cérvix?

La crioterapia es un tratamiento mediante congelación que ha probado ser una manera segura y efectiva para eliminar las células anormales que pueden aparecer en el cérvix. En la crioterapia se utiliza una temperatura extremadamente baja para destruir el tejido anormal. Estas células anormales muertas luego son eliminadas a través de la vagina, siendo reemplazadas por nuevas células normales en el cérvix. La eliminación de estas células anormales precancerosas evita que continúen mostrando cambios que eventualmente podrían ser la causa de cáncer del cérvix. La crioterapia es un procedimiento sencillo que no requiere cortar los tejidos afectados.

¿Por qué necesito la crioterapia?

Su prueba de Papanicolaou ha detectado la presencia de células anormales en su cérvix. La biopsia del cérvix que ha sido obtenida también ha confirmado que existen estas células anormales llamadas displasia del cérvix. Aunque estas células no son cancerosas, podrían sufrir cambios que eventualmente podrían convertirse en cáncer. Para evitar que pueda usted desarrollar cáncer del cérvix es necesario destruir estas células. La crioterapia es una de las maneras en que estas células pueden ser eliminadas de su cérvix.

¿Cuándo se llevará a cabo la crioterapia?

Deberá usted hacer su cita para la crioterapia justo al pasar la menstruación. La crioterapia no debe llevarse a cabo ni justamente antes ni durante su menstruación, y tampoco debe practicarse en mujeres embarazadas. Si usted sospecha que podría estar embarazada, por favor infórmelo a su proveedor de servicios de salud. La crioterapia tampoco debe practicarse si tiene usted una infección vaginal o en el cérvix. Si usted nota una descarga vaginal anormal, o un flujo con mal olor, fiebre, o dolor en al bajo vientre, por favor infórmelo inmediatamente a su proveedor de servicios de salud.

¿Dónde se lleva a cabo la crioterapia?

La crioterapia es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en la misma sala de examen donde se la ha practicado la colposcopia o en otra sala de examen similar cercana. No requiere que vaya usted al quirófano o que sea ingresada al hospital.

¿Qué debo hacer para prepararme para la crioterapia?

Lo mejor que puede hacer al prepararse para su cita es no preocuparse. Estas células anormales que usted ha demostrado pueden ser tratadas rápidamente con gran facilidad.

No deberá sostener relaciones sexuales ni utilizar jalea contraceptiva, medicamentos y duchas vaginales, o utilizar tampones sanitarios durante un periodo de no menos de 24 horas antes del procedimiento. Su proveedor de servicios de salud podría recomendarle que tomase entre 400 a 800 mg de ibuprofen (por ejemplo: Motrin® o Advil®) si no es usted alérgica a estos medicamentos. Deberá tomarlos una hora antes del procedimiento para aliviar los calambres que podría sentir durante o después de la crioterapia. Si es usted alérgica a estos medicamentos, podría tomar acetaminofen (por ejemplo: Tylenol®). Recuerde ir al baño para vaciar la vejiga antes de entrar a la sala de examen.

¿En qué consiste el procedimiento?

Primeramente se le explicara el procedimiento y sus posibles riesgos. Se le colocara en una camilla de examen. Se introduce un especulo vaginal para separar las paredes de la vagina y visualizar el cérvix (al igual que se hace al obtener la prueba de Papanicolaou). Se aplica entonces una solución de vinagre que hace que las áreas anormales so tornen blancas. Una vez que se identifiquen estas áreas a través del colposcopio, se coloca una sonda metálica sobre el cérvix para cubrir el área anormal. Esta sonda metálica habrá de congelarse, congelando al mismo tiempo los tejidos contiguos con que hace contacto. En realidad, la crioterapia causa una “quemadura mediante congelación” en el cérvix. Es posible que sienta usted calambres durante el procedimiento, el cual por lo general no toma más de 10-15 minutos y se lleva a cabo en dos etapas. Su proveedor de servicios de salud congelara el cérvix primeramente, luego permitirá que se descongele durante unos minutos, y lo congelara una segunda vez. Usted podrá marcharse a su casa luego de la segunda congelación.

Si lo desea, podría usted asistir acompañada de una persona de su confianza capaz de llevarla a su casa.

¿Cuán efectiva es la crioterapia?

Un solo tratamiento mediante crioterapia elimina todo el tejido anormal en el 85-90% de las pacientes. Sin embargo, entre el 10-15% de las pacientes muestran células anormales que persisten o recurren a pesar del tratamiento. En estos casos, podría ser necesario otro tratamiento adicional luego de una re-evaluación mediante la colposcopia y la biopsia. De ser necesario, podría repetirse el mismo tratamiento o utilizar otro método para eliminar estas células anormales. El tabaquismo (fumar) aumenta el riesgo de que el tratamiento no sea efectivo. Si usted es fumadora, aumentara la probabilidad de ser curada si deja de fumar.

¿Qué riesgos conlleva la crioterapia?

La crioterapia se considera segura. Sin embargo, al igual que al tratarse de cualquier procedimiento quirúrgico, pueden ocurrir complicaciones. Algunas de estas posibles complicaciones son:

  • Sangrado. Un sangrado mínimo (manchas) es normal luego de la crioterapia. Sin embargo, si nota usted sangrado fuerte deberá notificar inmediatamente a su proveedor de servicios de salud.
  • Alteraciones en el cérvix. En algunas ocasiones el orificio del cérvix se estrecha durante el proceso de cicatrización. Si esta estrechez es severa se le llama estenosis, y es posible que requiera algún tratamiento para corregir este problema.
  • Mareos. Algunas personas se sienten mareadas o se ruborizan durante el procedimiento. Esta reacción se produce al irritarse los nervios del cérvix.
  • Infecciones. Las infecciones pélvicas, de la matriz, o de las trompas de Falopio suelen ocurrir muy raras veces como consecuencia de la crioterapia. El cérvix es un poco más propenso a la infección durante el proceso de cicatrización, y por esto se recomienda que no tenga relaciones sexuales durante 2-4 semanas luego del tratamiento. Si nota usted fiebre o dolor intenso en el bajo vientre luego del procedimiento deberá informárselo inmediatamente a su proveedor de servicios de salud.

¿Qué puedo anticipar luego de la crioterapia?

Es posible que sufra usted de calambres al cabo del procedimiento. Si siente estas molestias puede usted tomar ibuprofen (por ejemplo: Motrin® o Advil®), aspirina, o Tylenol®. Por lo general estas molestias desaparecen al cabo de pocos días. Se formara una ampolla en el área donde las células anormales fueron congeladas. Esta capa de células muertas protegerá la capa de células normales saludables que aparecerá por debajo de ellas según vaya cicatrizando el cérvix. Al cabo de varias semanas, esta capa protectora habrá de desaparecer, dejando en su lugar una capa de nuevas células normales. Al cabo de pocas horas luego del procedimiento, habrá de notar un flujo vaginal sanguinolento con un olor característico que podría durar unas 3-4 semanas. Esto es completamente normal y no deberá usted preocuparse. Sin embargo, deberá estar preparada utilizando una toalla sanitaria al salir de la clínica. No deberá utilizar tampones sanitarios hasta que haya desaparecido este flujo. Si usted toma la pastilla contraceptiva deberá continuar tomándola durante este periodo. Notifique a su proveedor de servicios de salud si nota sangrado fuerte, flujo muy maloliente, dolor en el bajo vientre, o fiebre, ya que estos podrían ser síntomas de una infección o de otro problema. Podrá usted regresar a sus actividades cotidianas luego de la crioterapia.

¿Cuándo debo regresar para ser re-evaluada?

El cérvix tendrá una apariencia completamente normal en unas 6 semanas. Sin embargo, las nuevas células normales que reemplazaran el área tratada demoran unas 12 semanas antes de cicatrizar completamente. Sera necesario que se le tome una muestra de Papanicolaou y tal vez practicar una colposcopia para asegurar que el tratamiento ha sido efectivo.