Facebook Twitter Youtube

Menopausia para Pacientes sin Gestamos

  1. Introducción

Él termino Menopausia indica la supresión de la menstruación por un periodo de un año. El promedio de edad en nuestro país es 49 años. Él término Perimenopausia se refiere a la transición desde la menstruación regular a la Menopausia. Durante este periodo transicional, la ovulación ocurre menos frecuentemente porque los huevos (oocitos) en los ovarios se están agotando. Esta ausencia de huevos u óvulos en los ovarios durante la menopausia ocasiona una disminución en los niveles de estrógenos. Este bajo nivel de estrógenos es el responsable de la mayoría de los síntomas que acompañan la Menopausia: Oleadas de calor, Cambios en el funcionamiento de la vejiga, Sequedad vaginal y cambios en el estado de ánimo y en la sexualidad. Una disminución a largo plazo en el nivel de estrógenos incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular (Infarto del corazón) y osteoporosis. Afortunadamente la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) puede prevenir o reducir muchos de los síntomas asociados con la Menopausia. Esta guía expone que ocurre en la Menopausia, los cambios en su cuerpo y cuál es la mejor forma de mantener un buen estilo de vida.

  1. Menopausia y Perimenopausia

El ciclo menstrual prepara el cuerpo para un embarazo. Durante este proceso, el cerebro y el ovario actúan juntos para producir la ovulación o salida de un oocito del ovario, concomitantemente se están produciendo hormonas (estrógenos y progesterona) a este nivel. Si el embarazo no ocurre, el tejido que se encuentra en el interior del útero llamado endometrio es expulsado y se conoce como menstruación.

Cuando cesa definitivamente la función del ovario, no se producen hormonas y/o oocitos, terminado en menopausia. De tal forma que durante esta última no hay producción de hormonas (estrógenos, progestágenos y andrógenos)

Cerca de los 40 años, el ovario responde menos las señales hormonales del cerebro. Como resultado hay una producción irregular de estrógenos y progesterona por el ovario; esto trae cambios en las características del periodo menstrual haciéndose abundante o escaso en cantidad, irregular o ausente. Los ovarios también producen andrógenos (hormonas masculinas), los cuales junto a los estrógenos sufre un descenso en la menopausia.

  1. ¿Qué Pasa Cuando el Nivel de Estrógenos Decae?

Cuando la producción de estrógenos fluctúa y decae significativamente, muchos procesos corporales son afectados y toman lugar una serie de cambios:

  1. Oleadas de Calor

Se producen cuando ciertos centros cerebrales que regulan la temperatura, sienten la disminución de los estrógenos. Estas oleadas son experimentadas por la mayoría de las mujeres durante los años de menopausia. Las oleadas de calor comprenden una sensación de calentamiento que se extiende desde el pecho al cuello, nuca y cara; Descendiendo a las extremidades y puede acompañarse de una sudoración y/o escalofrío. La duración es generalmente de unos pocos minutos. Las oleadas de calor en la noche comúnmente son referidas como sudoración y frecuentemente interrumpen el sueño. A veces se acompañan por fatiga, dificultad para la concentración y/o cambios en el estado de ánimo. La Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) es exitosa para prevenir o disminuir en gran medida la severidad de la oleada.

  1. Cambios Genitourinarios

Por la deprivación estrogénica, los tejidos de la vejiga y la vagina se tornan delgados y se irritan fácilmente. Los síntomas incluyen sequedad y picazón vaginal, la orina se torna más frecuente y se favorecen las infecciones urinarias.

  1. Cambios en la Piel

Después de la menopausia, la piel pierde algo de elasticidad y flexibilidad. Estos cambios son propios de la edad, se presentan tanto en hombres como en mujeres y los bajos niveles de estrógenos de la menopausia son únicamente un pequeño factor contributivo. Por lo tanto la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) tiene poca influencia en los cambios de la piel propios de la menopausia.

  1. Cambios en los Senos

El bajo nivel hormonal de la Perimenopausia y menopausia contribuye a los cambios en la textura, tamaño y soporte de los senos. Los senos pueden caerse y/o se tornan pequeños y menos firmes, por la pérdida de tejido conectivo. Esto es parte de un proceso normal de envejecimiento y no puede ser prevenido o revertido por la TRH.

  1. Síntomas Emocionales o Cambios en la Sexualidad

Muchas mujeres presentan ansiedad, depresión, irritabilidad, fatiga, pérdida de memoria y dificultad para dormir. Estos cambios son debidos en parte a reducción en los niveles de estrógenos, progesterona y andrógenos que producen cambios químicos en el cerebro. Las mujeres pueden experimentar una disminución de la libido (impulso sexual) cuando declinan los estrógenos y los andrógenos. La sequedad vaginal puede contribuir a que el coito no sea confortable. Afortunadamente estos cambios pueden ser mejorados en gran medida por la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH).

  1. Incremento en el Riesgo de Enfermedad Cardiovascular

Los bajos niveles de estrógenos de la menopausia contribuyen a desarrollar enfermedad cardiovascular. Esta incluye hipertensión arterial, infarto agudo del miocardio y muerte súbita. Los cambios en los lípidos que ocurren en la menopausia (Aumento en el colesterol LDL y disminución en el colesterol HDL) favorecen este aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular. Niveles altos de colesterol LDL (o colesterol malo) se asocian con formación de placas de grasa en las arterias (Arteriosclerosis); altos niveles de colesterol HDL (o colesterol bueno) reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular porque remueven el colesterol de las arterias.

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en hombres y mujeres. Los factores de riesgo incluyen: fumar, Hipertensión arterial, aumento en los niveles de colesterol, obesidad, consumo excesivo de alcohol, estilo de vida sedentario (sin ejercicio) y diabetes. Trate de Corregirlos.

La TRH, induce cambios favorables en el perfil de los lípidos (aumenta el colesterol HDL y disminuye el LDL). Los estudios iniciales indicaban que este cambio, producía reducción en la posibilidad de tener enfermedad coronaria. Los últimos estudios parecen indicar que este beneficio no es tan importante. Estamos a la espera de nueva evidencia para concluir si la TRH, protege o no contra el infarto del corazón. El uso por largos periodos de tiempo de productos con estrógenos para prevenir enfermedad cardiovascular, debe ser considerado en investigación.

  1. Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad degenerativa del hueso. La mayoría de las mujeres alcanzan su máximo pico de masa ósea entre los 30 y 35 años. De allí en adelante, la cantidad de hueso declina lentamente. En los primeros 5 años después de la menopausia, ocurre la mayor pérdida de hueso. El fumar, consumo excesivo de alcohol, consumir poco calcio y vitamina D, no hacer ejercicio y presencia de osteoporosis en familiares, aumentan el riesgo de osteoporosis. La osteoporosis se asocia con fracturas, generalmente de columna, cadera y antebrazo. Las fracturas vertebrales pueden no ser reconocidas pero se caracterizan por un dolor de espalda importante y se manifiestan por disminución en la estatura con una postura encorvada. Las fracturas de cadera son más tardías, pero generalmente son de operación y bastante incapacitantes.

Como en la menopausia ocurre una pérdida ósea acelerada, es importante tener una mayor cantidad de hueso a los 35 años. El hacer ejercicio 3 veces por semana, la ingesta adecuada de calcio y vitamina D, 30 minutos de sol semanales, son adecuados y necesarios para mantener una buena salud ósea.

La ingesta ideal de calcio en la menopausia es de 1.500mg/día. A continuación se da una lista de alimentos Para que Calcule lo que Usted Necesita Diariamente.

Alimento Contenido de Calcio
1 Vaso de Leche 300mg
1 Vaso de Yoghurt 300mg
¼ de libra de Queso 170mg
1 Caja de Sardinas 125mg
½ libra De Hojas de Vegetales Verdes 400mg
½ libre de Brócoli 280mg

El requerimiento diario de vitamina D es de 400 Unidades Internacionales, cada vaso de leche tiene 100 Unidades Internacionales de Vitamina D.

Los estrógenos retardan el desarrollo de osteoporosis, pero tienen una efectividad limitada en tratar la osteoporosis establecida.

Prevenga la Enfermedad, no Espere a Tenerla para Iniciar su Terapia de Reemplazo Hormonal.

  1. Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH)

Los síntomas de la menopausia son relacionados con los bajos niveles de estrógenos. La terapia con estrógenos se recomienda y puede ser administrada por vía oral, vaginal o por piel, de acuerdo a ciertos criterios.

Junto con el estrógeno se recomienda suministrar progesterona a toda mujer, excepto en las que no tienen útero.

La TRH no es apropiada para las personas con las siguientes condiciones:

  • Enfermedad hepática activa.
  • Cálculos en la vesícula.
  • Historia de trombosis (excepto en algunos casos especiales).
  • Sangrado vaginal anormal no diagnosticado.
  • Presencia de cáncer estrógeno dependiente.

Hay diferentes esquemas para administrar la TRH; usted y su médico elegirán el mejor de acuerdo a su condición.

  1. ¿Cuánto Tiempo Debe Tomar la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH)?

Un gran número de estudios han demostrado que la TRH por tiempo prolongado tiene una serie de beneficios: Disminuye el riesgo de osteoporosis y por ende de fracturas, reduce el riesgo de tener un cáncer colon y recto. Por lo tanto la TRH se debe tomar por varios años, junto a su médico debe definir el tiempo de duración de la misma.

Tenga en cuenta que por tratarse de hormonas, su suspensión ocasiona sangrado genital, el cual debe ser estudiado; Por Favor No Suspenda su Terapia.

  1. Estrógenos y Cáncer De Seno

Hasta el presente no hay evidencia de que la terapia con estrógeno a corto plazo (menor a 5 años) incremente el riesgo de cáncer de seno. Revisando la ultima literatura médica, sabemos que existe un incremento leve en el riesgo de desarrollar cáncer de seno cuando se toman estrógenos por más de 5 años.

En nuestro país sabemos que 33 mujeres de cada 10.000 que no reciben ningún tipo de terapia hormonal, presentaran cáncer de seno en algún momento de su vida. Cuando se reciben estas hormonas por más de 5 años, 41 mujeres de cada 10.000 desarrollaran el cáncer; por lo tanto 8 de cada 10.000 mujeres desarrollaran cáncer de seno atribuible a la terapia hormonal.

Dicho de otra forma cuando las mujeres se siguen durante 5 años, el 99.1% de las que no reciben TRH estarán libres de cáncer de seno; comparado al 98.8% de las mujeres que si la reciben.

Como usted se puede dar cuenta, cuando una mujer toma hormonas no necesariamente desarrollara cáncer de seno. Debe conocer que su riesgo está un poco elevado y usted decide si lo asume o no.

Los estudios indican que una persona que desarrolla cáncer de seno y ha estado recibiendo TRH por más de 5 años, tiene un mejor pronóstico de la enfermedad, mayor tasa de supervivencia y mejor respuesta al tratamiento. Esto se debe a que son mujeres que cuidamos más (las seguimos estrictamente con mamografías) y por lo tanto encontramos la enfermedad den etapas iniciales; los tipos de cáncer en estas pacientes son menos agresivos y responden mejor a la terapia.

Toda Paciente que va a ser Sometida a TRH debe Tener una Mamografía Inicial y Posteriormente Cada Año.

  1. Consideraciones Finales

La terapia de suplencia hormonal esta aprobada para:

  1. Tratamiento de síntomas vasomotores (oleadas de calor), disminución de la libido y los síntomas en el estado de ánimo asociados con la menopausia.
  2. Tratamiento de sequedad vulvar y vaginal.
  3. Prevención de osteoporosis post menopáusica.

La Terapia de Reemplazo Hormonal tiene poco efecto en varios cambios relacionados con la edad, frecuentemente elimina o reduce en forma importante los síntomas negativos de la menopausia y mejora en forma significativa la calidad de vida de muchas mujeres mayores. Cada mujer tiene unos riesgos y necesidades en salud propias, así la decisión de tomar Terapia de Reemplazo Hormonal debe ser tomada en forma individual, previa consulta con su médico y bajo supervisión médica permanente.

Cada paciente es diferente y de esta manera el especialista en menopausia deberá individualizar cada caso en particular y siempre enmarcarlo dentro de una esquema riesgo / beneficio. Por esto es necesario que el médico especialista haga una evaluación previa de las pacientes que van a tomar cualquier tipo de terapia hormonal, con el fin de medir los factores de riesgo y de común acuerdo con cada una de las pacientes, tomar la decisión de que esquema terapéutico utilizar, o descartarla si el riesgo es mayor que el beneficio.

Como usted puede ver y con base en esta información, usted debe colocar en una balanza los beneficios que la TRH le puede traer o los riesgos; una vez hecha esta evaluación usted decidirá si recibe o no recibe la TRH.