Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD

Tratamientos / Preservación de la Fertilidad

Preservación de la Fertilidad Gestamos Ibague

En las mujeres la edad es considerablemente marcada en cuanto a fertilidad se refiere. De los 25 a los 35 años la fertilidad y su calidad ovocitaria pueden caer incluso hasta el 50%. En los hombres, la calidad espermática va más ligada a su profesión y sus hábitos de vida los cuales pueden perjudicar sustancialmente la cantidad, movilidad y morfología de sus espermatozoides.

La preservación de la fertilidad consiste en la obtención y conservación de los gametos para su posterior uso cuando el paciente se encuentre listo para asumir ser padre/madre. Esto es posible a la técnica de congelación o vitrificación (dependiendo si es óvulo o espermatozoide) que mantiene las características intactas al momento de ser usados. Pueden durar décadas en este estado.

Está indicado para mujeres menores a 35 años preferiblemente (más allá de esta edad se puede realizar pero podría verse comprometida la calidad de las células), hombres con suficientes células para conservar, y pacientes que se vayan a someter a cirugías/procedimientos invasivos que pueden afectar las células reproductivas.

La preservación de óvulos se realiza frecuentemente en:
• Mujeres que quieren retrasar su maternidad por razones profesionales o personales
• Mujeres con cirugías repetitivas en los ovarios
• Mujeres en situaciones clínicas con riesgo de fallo ovárico precoz
• Mujeres con enfermedades autoinmunes
• Antecedentes familiares de menopausia temprana

La preservación de muestra seminal suele realizarse en:
• Hombres que se vayan a someter a una cirugía de testículo o próstata
• Hombres que se vayan a someter a una vasectomía
• Hombres en los que su profesión no le pueda garantizar entregar una muestra de semen fresco el día requerido
• Hombres con oligozoospermia severa que pueda progresar a una azoospermia

Desde hace unos años, los tratamientos quimioterápicos y radioterápicos están logrando supervivencias que tiempos atrás no se podía imaginar, sin embargo, un 42% de las mujeres jóvenes presentarán un fallo ovárico prematuro tras la quimioterapia, así como un 90% de los varones quedarán azoospérmicos al cabo de 7-8 semanas tras la misma. Ésta opción es indicada también para estos pacientes en los que se someterán a tratamientos gonadotóxicos y/o enfermedades que requieran terapias con inmunosupresores o citotóxicos.

PRESERVACIÓN DE ÓVULOS:

En la primera consulta, el especialista le realizará un estudio ginecológico completo, enviará exámenes hormonales e infecciosos y le explicará paso a paso el proceso de criopreservación. Con la segunda consulta y resultados de los exámenes se dará el tratamiento a seguir.

Se realizará la estimulación ovárica controlada donde mediante medicamentos hormonales se buscará hacer crecer y madurar la mayor cantidad de óvulos posibles y cuando estén en el tamaño adecuado, se hará la aspiración folicular. La aspiración folicular es un proceso quirúrgico ambulatorio donde se punciona el ovario y sus folículos para obtener óvulos. Estos óvulos según el protocolo indicado se visualizarán los que hayan completado su maduración (metafase II) para su vitrifación.

La vitrificación es un proceso donde se reduce la temperatura de la célula de una manera rápida con ayuda de un crioprotector. Debido a esta velocidad, se evitan la formación de cristales que pueden dañar las estructuras celulares del óvulo y su viabilidad. Estos se marcan y se guardan a -196°C en unos tanques de nitrógeno específicos que garantizan su estabilidad en la temperatura. Ellos permanecerán por un tiempo indefinido hasta que la paciente decida usarlos, teniendo la misma posibilidad de embarazo de la edad en la que vitrificó.

PRESERVACIÓN DE ESPERMATOZOIDES:

En la primera consulta, el especialista le enviará un espermograma, exámenes infecciosos y un estudio hormonal completo y le explicará paso a paso el proceso de criopreservación. Con la segunda consulta y resultados de los exámenes se dará el tratamiento a seguir.

El paciente realiza una nueva toma de muestra seminal bajo los mismos parámetros de un espermograma. Cuando se certifica que la muestra de semen es válida y suficiente (se puede solicitar una segunda toma de muestra a los 2-3 días) se somete a un proceso de enfriamiento progresivo hasta su congelación con vapores de nitrógeno líquido y un medio crioprotector. Estos permanecerán congelados hasta que el paciente decida su uso.

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.