Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

¿Cómo me puedo quedar embarazada de forma natural?

Inicio / Temas de Interés

NOTICIA GESTAMOS LABORATORIO COLOMBIA

Para que una mujer se quede embarazada debe haber eyaculación vaginal, fecundación e implantación. Para que esto pueda ocurrir, la mujer debe estar en sus días fértiles, debe ocurrir la ovulación, ya que en caso contrario el óvulo y los espermatozoides no se pueden encontrar, por lo que no habrá posibilidad de embarazo.

En una pareja joven y sana, sin problemas de fertilidad, cada encuentro sexual en periodo fértil tiene una probabilidad de embarazo del 18-25%. Al cabo de un año, el 85% de las parejas que buscan un embarazo lo consiguen.

Por esta razón, se recomienda no acudir a una clínica de reproducción asistida hasta que haya pasado al menos un año teniendo relaciones sexuales sin protección de forma habitual, o 6 meses en parejas en las que la mujer supera los 37 años, ya que es muy posible que se produzca el embarazo natural de forma espontánea.

Cómo y cuándo puedes quedarte embarazada?

Si la pareja esté utilizando algún anticonceptivo, lo primero que debe hacer es dejar de utilizarlo, ya que para lograr un embarazo hay que mantener relaciones sexuales sin protección.

En caso de estar utilizando anticonceptivos hormonales, hay que tener en cuenta que puede costar más, ya que los primeros ciclos después de dejar los anticonceptivos pueden dar lugar a óvulos de mala calidad o a ovulaciones alteradas.

Para una mayor probabilidad de embarazo, se debe mantener relaciones en los días fértiles, es decir, los próximos a la ovulación. La mujer necesariamente ha de tener las vías reproductivas libres, es decir, no puede haber un embarazo natural con las trompas obstruidas. Éstas deben ser permeables para permitir el paso de los espermatozoides hasta el óvulo y que así pueda ocurrir la fecundación.




Por otro lado, el varón ha de tener un mínimo de 15 millones de espermatozoides por mililitro, y de estos al menos un 32% tienen que tener un desplazamiento adecuado, es decir, buena movilidad. Es posible tener un embarazo natural con valores más bajos de calidad seminal, pero puede resultar más complicado.

Para conocer la cantidad de espermatozoides y valorar otros aspectos del semen, como por ejemplo si la movilidad es adecuada, hay que hacer un seminograma.

Existen una serie de consejos que puedes seguir si quieres conseguir un embarazo rápido:

• Evitar sustancias dañinas como el tabaco, el alcohol y las drogas

• Lleva una dieta equilibrada y saludable

• Reduce o evita el consumo de café y té

• Haz ejercicio de forma moderada y regular

• Mantén relaciones sexuales regulares y en tus días fértiles

• Consulta con tu médico la posibilidad de tomar suplementos alimenticios como vitaminas y minerales

Con un estilo de vida saludable se ve beneficiada tanto la fertilidad masculina como la femenina, facilitando la concepción y aumentando la probabilidad de embarazo.

¿Cómo se produce un embarazo?

En los siguientes apartados, te mostramos paso a paso los tres procesos esenciales que deben suceder para que pueda producirse el embarazo.

Penetración y eyaculación vaginal

Es condición necesaria para que se dé un embarazo natural. El pene se introduce en la vagina y en la eyaculación los espermatozoides pasan de los testículos al pene, se rodean del fluido seminal secretado por las glándulas anexas a la uretra y se depositan en el fondo de la vagina.

Llegada de los espermatozoides a las trompas

Una vez depositados en la vagina, los espermatozoides se encuentran unas condiciones de pH poco favorables que deben superar para atravesar el cuello del útero en busca de las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo.

Deben atravesar por ellos mismos el cuello del útero, que dificulta su paso en periodo no fértil, y lo facilita en los días de la ovulación.

Los espermatozoides se acumulan en unas oquedades o huecos del cuello del útero y tienen que sufrir la hiperactivación, que los hace capaces de fecundar al ovocito. Después con su movimiento natatorio tienen que salir activamente de los huecos y encaminarse a las trompas de Falopio.

Fecundación del óvulo

En las trompas de Falopio, si la relación se ha llevado a cabo en periodo fértil, se encontrará el óvulo recién ovulado a la espera de que lleguen los espermatozoides, que pueden vivir unas 72 horas en el aparato reproductor de la mujer.

El óvulo, a partir de su salida del ovario, puede vivir unas 24 horas, con lo que el periodo fértil es de unos 4 días, en los que las relaciones sexuales tienen más posibilidades de dar lugar a un embarazo.

Cuando el óvulo y el espermatozoide se encuentran ocurre la fecundación, que es la fusión de ambos gametos para dar lugar al embrión.




El proceso completo de fecundación consta de las siguiente fases:

Penetración de la corona radiada: el espermatozoide atraviesa la capa de células que rodean el óvulo, denominada corona radiada.

Penetración de la zona pelúcida: el espermatozoide atraviesa la capa de glucoproteínas que constituye la zona pelúcida gracias al acrosoma que tiene en su extremo, que contiene enzimas hidrolíticas que disuelven esta estructura.

Fusión de membranas: cuando al membrana del espermatozoide entra en contacto con la del óvulo éstas se fusionan, de forma que la cabeza, la pieza intermedia y la cola del espermatozoide entran en el interior del óvulo. Esta fusión de membranas induce una serie de cambios en el óvulo que impiden la entrada de más espermatozoides, además de formarse el pronúcleo femenino. El pronúcleo masculino se forma cuando el espermatozoide avanza hacia el pronúcleo femenino, se hincha el núcleo de la cabeza y la cola de desprende de la cabeza para degenerar.

Fusión de pronúcleos: los pronúcleos son el núcleo de los gametos, que contienen la mitad de de cromosomas que los núcleos del resto de células del cuerpo gracias a la meiosis. Una vez formados el pronúcleo masculino y el femenino, los cromosomas maternos y paternos se hacen visibles y se disponen juntos para dar lugar al núcleo del cigoto.

Implantación del embrión

Tras la fecundación, el óvulo fecundado se llama cigoto. Éste se divide para dar lugar al embrión, que continuará dividiéndose y emprende su camino hacia el útero para que pueda tener lugar la implantación y por tanto el embarazo.

Para que el embrión pueda implantar es necesario que se forme un blastocisto, que es una organización específica de las células embrionarias en la que se distingue una masa celular interna, de la que se origina el embrión, y una capa externa de células, que formará la placenta.

En la implantación, tal y como se observa en la imagen inferior, la capa externa de células contacta con el endometrio uterino y penetra en él para que puedan formarse las estructuras placentarias que nutrirán al embrión y eliminarán sus desechos.




Anímate, y solicita tu cita en Gestamos o visítanos a www.gestamos.com.co.

Centro Médico Javeriano Calle 43 Nº 4-26 Consultorio 309 - 310 - 311-312 Ibagué, Colombia Tels: (8)2655176 - 2662700 - 2646288, Cel: +57 3164682971, info@gestamos.com.co .

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.