Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

La transferencia de embriones: ¿cuándo y cómo se hace?

Inicio / Temas de Interés

NOTICIA GESTAMOS LABORATORIO COLOMBIA

Las técnicas de reproducción asistida que implican realizar la fecundación fuera de la mujer, en el laboratorio, requieren posteriormente la transferencia de los embriones para introducirlos en el útero. Este es el paso final tanto en una fecundación in vitro (FIV) como en una ICSI.

Una vez realizada la fecundación se realiza el cultivo de los embriones. Durante el tiempo en que permanecen los embriones en cultivo se valora su calidad para decidir cuántos y cuáles se transferirán al útero. Aquellos que tengan mejor calidad serán transferidos, y si sobran embriones viables y de calidad suficiente se vitrifican (congelan) para poder utilizarlos en una transferencia posterior.

Existe otra modalidad de transferencia, la transferencia intratubárica de cigotos o TIC. En este tipo de transferencia, se introducen los óvulos fecundados (cigotos) en una trompa de Falopio. Se trata de una técnica invasiva que se hace con sedación y generalmente por laparoscopia, por lo que no se utiliza de forma rutinaria.

¿Cómo se hace la transferencia embrionaria?

La transferencia de embriones es una técnica sencilla por la que se depositan los embriones en el fondo del útero materno utilizando una catéter fino, que se introduce por la vagina y llega hasta el útero atravesando el cérvix.

Generalmente se hace de forma ecoguiada, es decir, utilizando un ecógrafo para colocar los embriones en el lugar adecuado. Hace años los ginecólogos hacían la transferencia sin ecógrafo, pero se ha observado que utilizándolo se obtienen mejores resultados. El motivo principal es que se asegura la colocación de los embriones en el lugar adecuado.

El proceso de la transferencia de embriones al útero consta de los siguientes pasos:

• Se coloca un espéculo estéril en la vagina

• Se limpia la vagina con suero fisiológico

• Se limpia el cérvix con medio de cultivo y se aspira el moco cervical

• Se cargan los embriones en el catéter

• Se introduce el catéter por la vagina y se atraviesa el cérvix para llegar al útero

• Los embriones se depositan lentamente en el fondo uterino

• Se retira suave y lentamente el catéter

El proceso dura unos pocos minutos y no requiere sedación. La paciente puede notar una ligera molestia, pero no duele.

Solamente si la transferencia es difícil, es decir, si al ginecólogo le cuesta introducir el catéter por el cérvix hasta el útero, puede resultar dolorosa para la paciente. En estos casos se cambia el tipo de catéter para ver si se logra llegar hasta el útero más fácilmente. Solo en casos extremos se hace con sedación.

Después de la transferencia, la paciente se marcha tras estar unos 20-30 minutos en reposo en la camilla. Puede hacer vida normal, siempre y cuando no haga esfuerzos excesivos.

Medicación para la transferencia

A la hora de hacer una transferencia existen dos opciones:

• Hacerla en ciclo natural: sin medicación hormonal o solo con suplementos de progesterona. No es habitual que un ciclo de FIV-ICSI se haga sin progesterona.

• Hacerla en ciclo artificial: con medicación hormonal. Se utilizan estrógenos y progesterona para preparar el endometrio.

La medicación debe administrarse tanto antes como después de la transferencia, siguiendo en todo momento las indicaciones del médico.

Consejos para la transferencia

Antes de la transferencia se recomienda:

Acudir con la vejiga llena: así se facilita la transferencia. Con la vejiga vacía puede ser más complicado introducir el catéter por el ángulo de entrada que se forma en estos casos.

Relajarse: para que la musculatura no esté contraída. Si la paciente no consigue relajarse se le puede dar un relajante muscular poco antes del proceso para que no haya dificultades para introducir el catéter.

No utilizar perfumes, cremas ni esmalte de uñas: en el quirófano, en la sala de transferencias, y en el laboratorio se deben evitar estos productos químicos, ya que son tóxicos para los óvulos y los embriones.

A diferencia de lo que muchas mujeres creen, no es necesario acudir en ayunas, ya que no se trata de ninguna intervención quirúrgica.

Después de la transferencia se recomienda:

• Reposo en la clínica durante 20-30 minutos

• Evitar los baños de inmersión para no coger infecciones

• Hacer vida normal sin esfuerzos excesivos

• Beber abundante agua

• No mantener relaciones sexuales hasta la prueba de embarazo

Ante cualquier duda siempre es recomendable consultar con el médico.

¿Cuándo se hace la transferencia?

El día en el que se debe realizar la transferencia lo deciden los especialistas analizando cada caso de forma personal, teniendo en cuenta la cantidad de embriones, la calidad de los mismos, el estado del endometrio y los resultados de los ciclos previos de reproducción.

Lo más importante es que el endometrio esté preparado, es decir, que esté receptivo. Para ello se ha debido estimular su crecimiento y maduración con medicación.

Una transferencia de embriones se puede realizar en cualquier momento del desarrollo. Hay centros en los que se transfiere en estado de cigoto, en día 2 o en estadio de mórula. Sin embargo, lo más habitual es hacer la transferencia en día 3, en estadio embrionario temprano, o en día 5, en estadio de blastocito o blastocisto. Ambos momentos ofrecen sus ventajas y sus desventajas.




Según si los embriones están congelados o no se distinguen dos tipos de transferencias:

Transferencia en fresco: los embriones son frescos y se transfieren en el mismo ciclo en el que se han creado, sin ser congelados.

Transferencia diferida: se congelan los embriones para transferirlos en otro ciclo. Esta transferencia recibe también el nombre de criotransferencia o transferencias de embriones congelados.

La transferencia diferida se utiliza cuando no se puede transferir en el mismo ciclo en el que se ha hecho la punción. Un ejemplo en el que es necesaria esta transferencia es en caso de hiperestimulación ovárica.

Cancelar la transferencia

La transferencia se tendría que cancelar en el caso de que no haya embriones a transferir o si el endometrio no estuviera preparado para la implantación.

Para que no haya embriones para transferir se debe dar una de estas situaciones:

Fallo de fecundación: no se fecunda ningún óvulo, por lo que no hay embriones.

Se detiene el desarrollo embrionario: se produce por alguna alteración genética o del desarrollo del embrión. Es más común cuando se hace un cultivo largo hasta blastocisto.

En estos casos habría que empezar un nuevo ciclo de FIV para poder hacer una nueva transferencia.

Si el endometrio no está preparado para permitir la implantación se congelan los embriones y se transfiere en otro ciclo, es decir, se hace una transferencia diferida. Calidad y procedencia de los embriones

Los embriones que se emplean para la transferencia pueden ser tanto de buena como de mala calidad. Aquellos de calidad más alta tendrán mayor potencial de implantación y por tanto será más probable que se produzca el embarazo. Encontramos 4 grados de calidad embrionaria:

• Embriones tipo A o grado I: son los de mayor calidad.

• Embriones tipo B o grado II: son de buena calidad.

• Embriones tipo C o grado III: son embriones de calidad intermedia-baja.

• Embriones tipo D o grado IV: son embriones de mala calidad. La probabilidad de que implanten es muy baja.

En este enlace encontrarás información detallada sobre la clasificación de los embriones según su calidad: Calidad embrionaria.

En caso de que los embriones sean donados o procedan de óvulos de donante lo habitual es que sean de buena calidad y por tanto tengan alta probabilidad de implantar.

¿Cuántos embriones transferir?

En España la ley de reproducción asistida establece que se pueden introducir como máximo 3 embriones en el útero en cada transferencia. Sin embargo, los centros de reproducción asistida suelen recomendar la transferencia de uno o dos embriones para disminuir las probabilidades de embarazo múltiple.

La elección del número de embriones que se van a transferir se ahará en base a los siguientes factores:

• Edad de la paciente

• Calidad de los gametos (óvulos y espermatozoides)

• Calidad de los embriones

• Causa de infertilidad

• Resultados en transferencias previas

• Receptividad del endometrio

• Preferencia de la paciente

Cada vez son más los especialistas que recomiendan la transferencia de un único embrión. Con esta medida se busca reducir al mínimo la probabilidad de embarazo múltiple, que supone un riesgo elevado tanto para la paciente como para los bebés.

¿Qué pasa con los embriones no transferidos?

Se realiza la transferencia con los embriones que el embriólogo considera óptimos. Es posible que existan más embriones con una buena calidad y que no sean transferidos, así que que éstos se vitrifican (se congelan) para preservarlos por un tiempo indefinido. Así podrán ser utilizados en una transferencia posterior.

Si se ha producido el embarazo y tras un tiempo la mujer desea otro hijo, se pueden emplear estos embriones criopreservados, de forma que no sería necesario volver a hacer un ciclo completo de FIV. Simplemente hay que administrar la medicación para preparar el endometrio y realizar la transferencia.

En caso de que la mujer o pareja no desee tener más descendencia y le sobren embriones, puede donarlos a otras parejas o a un proyecto de investigación. Para ello deberá firmar un consentimiento expreso.

En España los embriones no se pueden destruir hasta que no finalice la edad reproductiva de al mujer, hasta que cumpla 50 años aproximadamente, así que si no desea ni transferirlos ni donarlos deberá mantenerlos conservados en nitrógeno líquido.

Anímate, y solicita tu cita en Gestamos o visítanos a www.gestamos.com.co.

Centro Médico Javeriano Calle 43 Nº 4-26 Consultorio 309 - 310 - 311-312 Ibagué, Colombia Tels: (8)2655176 - 2662700 - 2646288, Cel: +57 3164682971, info@gestamos.com.co .

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.