Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

Analisis hormonal en la mujer:¿cuales son los niveles hormonales?

Inicio / Temas de Interés

NOTICIA GESTAMOS LABORATORIO COLOMBIA

El examen hormonal se realiza para estudiar el nivel de las hormonas femeninas encargadas de regular el ciclo ovárico y poder determinar así su influencia en la fertilidad. Las principales hormonas que se analizan son: progesterona, FSH, LH, estradiol, antimulleriana, prolactina y TSH.

Junto con la ecografía transvaginal, la analítica hormonal permite definir el estado de la reserva ovárica de la mujer. Esto es de gran ayuda para determinar su potencial de fertilidad, pues hace referencia a la cantidad total de ovocitos que tiene una mujer.

Análisis de hormonas femeninas

El ciclo menstrual está regulado por el eje hipotálamo-hipófisis-ovario.

Cualquier anomalía o irregularidad que afecte a la liberación de hormonas de este eje puede llevar a alteraciones en el ciclo menstrual que causen a su vez problemas de fertilidad. Por ello, el análisis hormonal es clave en el estudio de fertilidad femenina.

Existen dos partes claramente diferenciadas en esta regulación: el control hipotálamo-hipofisiario y el control ovárico. Como podemos ver en la imagen, las hormonas hipofisiarias (FSH y LH) activan la liberación de las hormonas ováricas (estradiol y progesterona) que ejercen su acción sobre el útero y también sobre la hipófisis. Así, se activan o bloquean las hormonas hipofisiarias de nuevo, cerrando el ciclo. Esto es lo que se conoce como regulación feed-back o de retroalimentación.




Hormonas hipofisiarias

Las hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH) son las principales hormonas sexuales de la mujer segregadas por la hipófisis. La TSH y la prolactina también son hormonas liberadas por la hipófisis o glándula pituitaria con influencia en el ciclo ovárico. Detallamos a continuación la función de cada una de ellas:

Hormona Folículo estimulante (FSH): es una gonadotropina que actúa sobre el ovario, favoreciendo el desarrollo y la maduración de los folículos ováricos (pequeños saquitos donde crecen y maduran los óvulos).

Hormona luteinizante (LH): se trata de una gonadotropina hipofisiaria encargada de la maduración folicular, la ovulación (salida del óvulo), el inicio del cuerpo lúteo (folículo vacío tras la ovulación) y la secreción de progesterona por parte de éste último.

Hormona estimulante de la tiroides (TSH): es una hormona liberada por la glándula pituitaria que ejerce su acción sobre la glándula tiroidea, regulando su actividad.

Prolactina: ésta hormona es especialmente importante durante el embarazo. Estimula la producción de leche en las glándulas mamarias y la síntesis de progesterona en el cuerpo lúteo.

Hormonas ováricas

El ovario, promovido por las hormonas hipofisiarias, inicia la liberación de hormonas como las siguientes, fundamentales también para completar el ciclo ovárico.

Estradiol (E2): es una hormona estrognética que, entre otras funciones relacionadas con el desarrollo sexual, activa la liberación de LH, induciendo así la ovulación. Además, junto con la progesterona, interviene en la preparación del endometrio para la implantación embrionaria. Durante el ciclo menstrual es liberado por el folículo en crecimiento.

Progesterona (P4): es una hormona esteroidea, liberada principalmente por el cuerpo lúteo y la placenta (en caso de embarazo) actúa durante la segunda fase del ciclo menstrual preparando al endometrio para la implantación embrionaria. También se encarga de mantener el emdometrio durante el embarazo. Si éste no se produce, su nivel desciende y causa la expulsión del endometrio en los que conocemos como menstruación.

Hormona antimülleriana (AMH): la secretan las células de la granula en el ovario durante la vida reproductiva de la mujer. Tiene un papel fundamental en la formación y desarrollo de los folículos. Se emplea como indicativo de la reserva ovárica.

Valores hormonales normales

Para que el ciclo ovárico de la mujer permita la ovulación y con ello la fecundación y el embarazo, es fundamental que el sistema hormonal femenino esté bien regulado. La forma de controlar que la regulación es la correcta es midiendo el nivel de las hormonas sexuales en sangre y comparándolos con los valores normales o de referencia.




El estudio de las hormonas reproductivas se debe realizar en día 2 o 3 del ciclo, exceptuando la progesterona que debe ser estudiada en día 21.

FSH: ayudan a determinar la reserva ovárica. Un nivel de entre 3 a 9 mUI/ml es indicativo de buena reserva ovárica. Valores de FSH por debajo de 6 indican una reserva ovárica excelente, de 6 a 9 buena, de entre 9 y 10 moderada y de 10 a 13 es indicativo de una reserva ovárica disminuida. Valores por encima de 13 mUI/ml. manifiestan una reserva ovárica muy baja.

LH: sus valores debes situarse entre 2 y 10 mUI/ml. El aumento de LH por encima de las 20 mUI/ml muestra que la ovulación está a punto de producirse. Junto con la progesterona ayuda a determinar si se produce la ovulación de forma normal.

TSH: debe presentar valores de entre 0.2 y 4.7 mUI/ml en día 3 del ciclo. Valores por encima y por debajo indican hiper e hipotiroidismo respectivamente. Ambas alteraciones pueden influir negativamente en la ovulación y por tanto afectar a la fertilidad.

Estradiol (E2): sus valores al inicio de ciclo van desde los 27 pg/ml hasta los 161 pg/ml aproximadamente. Valores por debajo de los 50 pg/ml es lo ideal en una mujer fértil. Niveles anormalmente elevados pueden indicar presencia de quiste o baja reserva ovárica.

Progesterona (P4): los valores normales de progesterona en día 21 de ciclo deben situarse entre 5 y 20 ng/ml para afirmar que se ha producido la ovulación. Lo ideal es que superen las 10 ng/ml. En día 3, la progesterona debe ser menor a 1.5 ng/ml.

Prolactina: en mujeres no embarazadas los valores oscilan entre 0 y 20 ng/ml y en mujeres embarazadas de 10 a 300 ng/ml. Valores fuera del embarazo por encima de 80 ng/ml sugieren un mal funcionamiento de la hipófisis que puede ser causado por un tumor o por SOP (síndrome de ovario poliquístico).Es importante destacar que cuando aparecen niveles especialmente altos de prolactina (hiperprolactinemia), la regulación hormonal puede estar alterada y por ello también la ovulación.

AMH: valores entre 0,7-1 y 3,5 ng/ml es lo normal y por debajo de 0,7-1 ng/ml indican baja reserva ovárica. Valores por encima de 3.5 ng/ml pueden indicar un desarrollo ovárico excesivo y por tanto se debe tener especial cuidado con la estimulación en los tratamientos de reproducción asistida.

Otras hormonas

Aunque estas hormonas son menos comúnmente analizadas, en algunas situaciones pueden ser de ayuda a la hora de diagnosticar el problema de fertilidad.

Triodotironina Libre (T3) ayuda a evaluar la función tiroidea. Su valores en día 3 debes estar entre 1.4 y 4.4 pg/ml aproximadamente.

Tiroxina Libre (T4) debes situarse entre 0.8 y 2 ng/dl. Valores bajos pueden indicar mal insuficiencia de la glándula tiroidea o mal funcionamiento de la hipófisis.

Testosterona Total (T) los valores normales en la mujer se sitúan entre 24 y 47 ng/dl. Valores muy elevados pueden indicar síndrome de ovario poliquístico (SOP).

Inhibina B valores por debajo de 45 pg/ml muestran alteraciones de la reserva ovárica o mala respuesta a la estimulación.

Anímate, y solicita tu cita en Gestamos o visítanos a www.gestamos.com.co.

Centro Médico Javeriano Calle 43 Nº 4-26 Consultorio 309 - 310 - 311-312 Ibagué, Colombia Tels: (8)2655176 - 2662700 - 2646288, Cel: +57 3164682971, info@gestamos.com.co .

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.