Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

¿Que es la reserva ovarica y como afecta la fertilidad?

Inicio / Temas de Interés

NOTICIA GESTAMOS LABORATORIO COLOMBIA

La reserva ovárica indica la cantidad de óvulos de los que dispone una mujer en un momento determinado de su vida y, por tanto, es algo que marcará el estado de su fertilidad.

Si la reserva ovárica es buena, habrá más probabilidad de lograr el embarazo. En el caso de que se detecte baja reserva ovárica, puede ser necesario recurrir a la fecundación in vitro (FIV) para ser madre y es tiempo de acudir a GESTAMOS para iniciar su consulta por fertilidad.

¿Que es la reserva ovárica?

La mujer nace con una dotación ovárica finita de alrededor de un millón de ovocitos. En la pubertad, esta cantidad se reduce hasta aproximadamente los 400.000 o 500.000 óvulos. En cada uno de los ciclos menstruales que se inician mes a mes a partir de este momento, sólo alrededor de 400-500 ovocitos llegarán a la ovulación. El resto degenerará en el camino.

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos de los que dispone la mujer en un momento concreto y será determinante a la hora de conseguir el embarazo, tanto de manera natural como mediante técnicas de reproducción asistida.

El período más fértil para la mujer va desde los 16 a los 30 años. En ese momento, tiene una buena cantidad y calidad de ovocitos. A partir de los 35-37 años, hay un importante descenso de la reserva ovárica.

A partir de los 40 años de edad, la reserva ovárica se va viendo comprometida hasta su completo agotamiento, aproximadamente entre los 45 y los 55 años. Empieza así la nueva etapa de la vida reproductiva de la mujer: la menopausia.

En algunas ocasiones, el descenso en la calidad y cantidad ovocitaria se produce antes de lo esperado. Es lo que conocemos como menopausia precoz. Por eso, en el caso de querer ser madre, es importante comprobar que se tiene una buena reserva ovárica si se tiene previsto postergar la maternidad más allá de los 35 años.

Causas de la disminución de la reserva ovárica

Como hemos visto, la edad de la mujer es uno de los factores más influyentes en la reserva ovárica. Existe una relación inversamente proporcional entre ambas: a mayor edad, menor es la cantidad y la calidad de los óvulos.




Además de la edad, existen determinados factores que pueden tener un impacto negativo sobre la reserva ovárica y la fertilidad de la mujer. Estos pueden causar lo que se conoce como menopausia precoz o fallo ovárico prematuro (FOP), que significa que la reserva ovárica se agota antes de la edad esperada.

Las circunstancias o alteraciones que pueden afectar a la reserva ovárica son:

• Tratamientos médicos y quirúrgicos

• Radioterapia

• Quimioterapia

• Estrés

• Obesidad

• Contaminación ambiental

• Exposición a tóxicos y pesticidas

• Hábitos de vida poco saludables

• Determinadas patologías (como endometriosis o infecciones pélvicas)

Existe una pequeña variabilidad entre mujeres con respecto a la velocidad a la que la reserva ovárica se va agotando. Por ello, la menopausia ocurre a diferentes edades en cada mujer.

Valores normales de reserva ovárica

Son varias las pruebas que nos ayudan a determinar el estado de la reserva ovárica. Las más utilizadas son las siguientes:

FSH (hormona folículo estimulante)

Es una de las hormonas sexuales encargadas de regular el ciclo menstrual. Es liberada por la hipófisis para estimular el desarrollo ovárico. Cuando hay pocos óvulos, los niveles de esta hormona aumentan para intentar así que el ovario se active. Por tanto, valores altos son indicativos de baja reserva ovárica.

Los valores normales se sitúan por debajo de 6 mUI/ml. Cuando la hormona se encuentra entre 6 y 9 mUI/ml, se habla de reserva ovárica buena, aunque no es tan alta como en el caso anterior.

Hablamos de reserva ovárica moderada si el valor de FSH es de entre 9 y 10 mUI/ml y disminuida si es de entre 10 y 13 mUI/ml. Valores mayores a 13 mUI/ml indican una baja reserva ovárica y, por tanto, un momento de la mujer cercano a la menopausia.

Para medir la FSH, se realiza un análisis de sangre entre el día 3 y el día 5 del ciclo ovárico, considerando que el primer día del ciclo es el que baja la menstruación.

AMH (hormona antimulleriana)

La hormona antimulleriana es liberada por el folículo ovárico, es decir, la estructura del ovario donde se desarrolla el óvulo. Su valor es alto cuando hay maduración de muchos óvulos y disminuye si desciende el número de óvulos, es decir, la reserva ovárica.

Un valor de entre 0,7 y 3,5 ng/ml indican una reserva ovárica normal. Valores inferiores a 0,7 ng/ml se consideran indicativos de una baja reserva ovárica.

La medición de esta hormona en sangre puede hacerse cualquier día del ciclo, ya que, al contrario de lo que ocurre con la FSH, su valor no cambia a lo largo del ciclo menstrual. Esto hace que su resultado sea más fiable, ya que sus niveles son más estables e independientes de otros factores.

E2 (estradiol)

A medida que los folículos van desarrollándose, aumenta su liberación de estradiol. Por tanto, medir el valor de esta hormona puede ser de ayuda a la hora de valorar la reserva ovárica. A mayor concentración de estradiol, más cantidad de óvulos están desarrollándose en ese ciclo.

Sin embargo, valores elevados de esta hormona en los primeros días del ciclo menstrual (días 3-5) también pueden ser un indicativo de baja reserva ovárica. Se considera óptimo que durante esos días el valor de estradiol sea inferior a 40 pg/ml.

Recuento de folículos antrales (RFA)

Desde la pubertad, cada mes se desarrollan un conjunto de folículos, pero solo uno llega al estadio ovulatorio, que será el que finalmente ovulará un óvulo maduro. El resto se van atrofiando.

Distinguimos las siguientes etapas de desarrollo folicular: folículo primordial, primario, secundario, antral, preovulatorio (también llamado folículo de Graaf).




El folículo antral se caracteriza por la acumulación de líquido en su cavidad interior: el antro. Esto permite su visualización por ecografía transvaginal. Hacer un recuento de los folículos antrales nos da una idea aproximada de la reserva ovárica de la mujer.

El recuento es más fiable si se hace entre los días 3 y 5 del ciclo menstrual.

Probabilidad de embarazo

Para que el embarazo tenga lugar de manera natural, no solo es necesario una buena calidad y cantidad de espermatozoides, sino que también es un requisito indispensable que la mujer tenga una buena reserva ovárica.

A medida que la reserva ovárica disminuye, también lo hace la probabilidad de embarazo natural. Por tanto, son muchas las mujeres que, debido a su edad, han tenido que recurrir a la reproducción asistida por problemas relacionados con la reserva ovárica.

Como hemos dicho, la edad materna avanzada no afecta solo a la cantidad de óvulos sino también a su calidad. Por ello, a partir de los 35-37 años, el embarazo se vuelve especialmente complicado.

La baja reserva ovárica es uno de los problemas más frecuentes tanto para conseguir el embarazo de manera natural como mediante tratamientos de reproducción asistida.

Dentro del estudio inicial que se realiza a la mujer para conocer su potencial reproductivo, la evaluación de la reserva ovárica es fundamental, ya que nos permite saber cómo va a responder la paciente a los tratamientos de estimulación ovárica y su pronóstico.

La donación de óvulos es el tratamiento reproductivo al que se recurre en los casos de baja o nula reserva ovárica. Se trata de realizar la técnica de FIV empleando óvulos de una donante joven y sana para aumentar las probabilidades de conseguir el embarazo.

Anímate, y solicita tu cita en Gestamos o visítanos a www.gestamos.com.co.

Centro Médico Javeriano Calle 43 Nº 4-26 Consultorio 309 - 310 - 311-312 Ibagué, Colombia Tels: (8)2655176 - 2662700 - 2646288, Cel: +57 3164682971, info@gestamos.com.co .

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.