Centro Médico Javeriano Calle 43 No 4-26 Consultorio 305-309-310-311-312 Ibagué

+57(8)2655176 - 2662700 - 2668784

ASPECTOS GENERALES DE LA INFERTILIDAD

Inicio / Temas de Interés

NOTICIA GESTAMOS LABORATORIO COLOMBIA

ANATOMIA DE LOS ORGANOS GENITALES FEMENINOS

Para poder entender el proceso reproductivo, hay que hacer una revisión de la anatomía de los genitales y de la fisiología del proceso reproductivo. Cómo se desarrolla el óvulo, el espermatozoide, cómo ocurre su unión en los genitales internos, su transporte por la trompa y el proceso de implantación en el útero.

La anatomía de los órganos genitales femeninos se puede apreciar en la siguiente figura. En el fondo de la vagina se encuentra el cuello del útero, que tiene un orificio que permite la salida del tejido menstrual y la penetración de los espermatozoides.

En el proceso de reproducción, el cuello uterino produce un moco, en la fecha ovulatoria, que ayuda a los espermatozoides a entrar en la cavidad uterina. Quizás el cambio más impresionante del cuello uterino es en el momento del parto, cuando es capaz de dilatarse hasta 10 cm, en pocas horas, para permitir la salida del feto.

Dentro de la cavidad del útero está el endometrio, que es un tejido que comienza a crecer luego de la menstruación y que al cabo de 21 días está preparado para recibir el producto de la concepción. Es la “cuna” que prepara el útero para el embrión y luego el feto durante los 280 días de vida intrauterina. Si no ocurre el embarazo, el útero expulsa el endometrio en forma de regla y comienza una nueva preparación para el ciclo siguiente.

A ambos lados del cuerpo del útero están las trompas de Falopio, que son dos tubos de unos 13 cm de longitud. En la parte distal de la trompa hay una estructura en forma de “mano”, llamada fimbria, que abraza al ovario en el momento de la ovulación, permitiendo la captación del óvulo luego de su expulsión del ovario, en el proceso de ovulación.

La trompa es el lugar donde se lleva a cabo el “matrimonio” del óvulo con el espermatozoide para formar el embrión. El embrión pasa unos 4 días de “luna de miel” en la trompa, antes de dirigirse al útero para implantarse en el endometrio.

DESARROLLO DE LOS ESPERMATOZOIDES

Los espermatozoides se producen en los testículos mediante un complejo mecanismo llamado espermatogénesis, que tiene como finalidad convertir células espermáticas primitivas, en espermatozoides adultos. La producción es increíblemente rápida, al punto que se producen unos 1.000 espermatozoides por segundo, o sea, 60.000 por minuto, 3.600.000 por hora, unos 80 millones diarios.

La “línea de producción” de un espermatozoide es de 3 meses, que es lo que se tarda en convertir una célula espermática en espermatozoide; de tal manera que, un individuo de 20 años eyacula espermatozoides que tienen 3 meses de edad y lo mismo ocurre en un individuo de 60 años. Por esta razón, la edad no afecta tanto la fertilidad del hombre, como ocurre con la mujer.

Esta producción es ideal a 35ºC y disminuye a medida que la temperatura se eleva; por eso los testículos son órganos externos, porque a temperatura corporal se detendría la producción espermática.

Luego de salir de los testículos, los espermatozoides se desplazan hasta alcanzar el epidídimo, que es una estructura que “cabalga” encima del testículo y donde pueden ser almacenados por largos períodos, hasta que ocurre su salida durante el orgasmo masculino. En el proceso final de maduración, el espermatozoide adulto adquiere su movilidad y capacidad de fertilización, a su paso por el epidídimo y los genitales masculinos y femeninos.

DESARROLLO DEL OVULO

El óvulo es producido por el ovario en un proceso llamado oogénesis, mediante el cual las células germinales primitivas se convierten en oocitos maduros que contienen 23 cromosomas. De 7 millones de óvulos que tienen los ovarios, mientras la niña está en el vientre de su madre, sólo quedan 400.000 al momento de su nacimiento. Estos óvulos permanecen en reposo hasta que ocurre la primera menstruación, cuando se empiezan a liberar. Todos los meses se utilizan unos 1.000, de los cuales sólo uno llega a la etapa final de maduración.

Si se considera que la mujer tiene 12 ciclos menstruales anuales y unos 400 ciclos durante su vida reproductiva, y se gastan 1.000 óvulos por ciclo, es fácil comprender que al llegar a los 45-50 años se han agotado los 400.000 oocitos que tenía en el momento de su nacimiento. Una vez que se agotan los folículos, se suspende la menstruación y comienza la menopausia.

La edad desempeña un papel importante en el proceso reproductivo porque la mujer nace con el número total de óvulos que va a liberar a lo largo de su vida reproductiva, de tal manera que a los 20 años un óvulo tiene 20 años de edad y a los 40, tiene 40 años. Por eso la tasa de fertilidad de la mujer varía mucho con la edad.



Sólo 400 oocitos son liberados por el ovario durante toda la vida reproductiva, los restantes, como la gran mayoría de los espermatozoides, no realizan ninguna función, sobre todo si se toma en cuenta que el máximo número de hijos que una pareja puede tener rara vez excede los 20. En el momento de la ovulación se rompe el folículo y se libera el óvulo, el cual es captado por la trompa de Falopio.

El óvulo es liberado por el ovario 14 días antes de la regla siguiente, pero no necesariamente 14 días después de la regla anterior. Es importante entender esto, sobre todo cuando se utilizan los métodos naturales de planificación familiar. Así, por ejemplo, si una mujer tiene ciclos de 26 días, la ovulación ocurrirá 12 días luego del primer día de la regla.



Día de Ovulación en relación con la longitud del ciclo menstrual

En un ciclo de 36 días, ocurrirá 22 días después, pero en ambos casos la ovulación ocurrió 14 días antes de la regla siguiente. El óvulo se mantiene fértil por un período de 12 a 24 horas y éste es el tiempo de que dispone el espermatozoide para fertilizarlo.

El proceso de ovulación es la consecuencia de un complejo mecanismo hormonal que se origina en una glándula que está en el cerebro llamada hipófisis. Esta secreta las hormonas gonadotropinas FSH y LH, que inducen la liberación de estrógenos y progesterona por el ovario. Estas hormonas femeninas producen una serie de modificaciones en el aparato reproductor, como la producción de moco cervical, para favorecer la penetración de los espermatozoides, el desarrollo del endometrio, donde se anida el embrión, y el crecimiento del folículo, que se va a romper para que ocurra la ovulación.




FERTILIZACION

Este proceso consiste en la unión del óvulo con el espermatozoide. Esta posibilidad ocurre una sola vez durante el ciclo menstrual de la mujer y equivale, en la mayoría de las mujeres, a una sola vez al mes, 12 meses al año y, si se considera que el período de vida reproductiva de la mujer es de 35 años, sólo estará fértil 400 días de toda su vida. El período de fertilidad comienza unos cuatro días antes del día de la ovulación y termina dos días después. La probabilidad de concepción disminuye bruscamente el día posterior a la ovulación.

El orgasmo masculino se inicia con una secreción de las glándulas de Cowper, que explica la salida de esa secreción líquida escasa que precede a la eyaculación y que ocurre en la mayoría de los hombres. Luego se contrae el epidídimo para expulsar los espermatozoides hacia los canales deferentes.

Cuando los espermatozoides se acercan a las vesículas seminales, éstas se contraen y expulsan el líquido seminal, que se mezcla con los espermatozoides. O sea que los espermatozoides y el líquido seminal se encuentran en lugares diferentes en los genitales masculinos internos. El esperma, que resulta de la unión de líquido seminal con espermatozoides, continúa su paso por la uretra hasta ser eyaculado.




Los espermatozoides contienen 23 cromosomas que, unidos a los 23 cromosomas del óvulo, producirán un nuevo ser de 46 cromosomas. Uno de ellos, llamado cromosoma sexual, es el que le confiere el sexo al nuevo ser. Así, los espermatozoides con un cromosoma X dan origen a una hembra y los espermatozoides con un cromosoma Y, a un varón. Por tanto, es el hombre el que le confiere el sexo al producto de la concepción.

De los millones de espermatozoides que son depositados en vagina, alrededor de 1.000.000 llegan al fondo del útero y unos 100.000 a la parte distal de la trompa. El espermatozoide necesita unos 1.000 movimientos de cola para avanzar un centímetro. Si la distancia que existe del cuello uterino al final de la trompa es de 18-20 cm, el espermatozoide necesitará unos 20.000 movimientos de cola para llegar a su destino.

La velocidad del espermatozoide es increíble. Si se considera que su tamaño es menor que un glóbulo rojo y se toma en cuenta la distancia que recorre, el espermatozoide es capaz de nadar tres kilómetros en veinte segundos, que es lo que tardan en llegar los espermatozoides líderes al final de la trompa.

xLos otros que no llegan a su destino o que no logran penetrar el oocito son destruidos en el tracto genital. Qué lleva a los espermatozoides a unirse con el óvulo y cómo se logran encontrar en ese espacio tan inmenso, considerando su tamaño, son misterios que todavía encierra la naturaleza.

El óvulo y el espermatozoide se unen en el tercio externo de la trompa y, aunque el óvulo es rodeado por muchos espermatozoides, sólo uno de ellos penetra en su interior porque el óvulo reacciona rápidamente a la penetración del primero, creando un bloqueo que impide la penetración de los otros.

Si penetraran dos espermatozoides habría 23 cromosomas del óvulo y 46 cromosomas de los dos espermatozoides, los cuales tratarían de formar un embrión de 69 cromosomas, que es incompatible con la vida. La creencia de que los gemelos son el producto de la penetración de dos espermatozoides es totalmente falsa.




Las cargas genéticas del óvulo y del espermatozoide se unen para formar una célula con 46 cromosomas. A partir de este momento comienza el proceso de división celular, de forma tal que de dos células se forman cuatro, luego 16, 32 y así sucesivamente, hasta formar la llamada mórula.

A ésta le comienza a aparecer una cavidad en su interior que la convierte en blastocisto. Todo este proceso ocurre dentro de la trompa, mientras el óvulo fecundado se desplaza desde su tercio externo, donde ocurrió la fertilización, hacia la cavidad del útero.

El blastocisto entra en la cavidad uterina, posteriormente ocurre un proceso llamado eclosión, en el que las células salen al exterior y se adhieren a las paredes del endometrio buscando implantarse. A partir de las células del blastocisto se formarán la placenta y todos los tejidos que darán origen al nuevo ser.

En los siguientes 280 días, que es lo que dura la vida intrauterina, va a ocurrir el crecimiento celular más increíble que va de 2 células a la máquina más perfecta de la creación.

Hechos increíbles del proceso reproductivo

  • Los testículos trabajan bien a 35°c y por eso están en el exterior. A temperatura corporal deja de producir espermatozoides.
  • Los testículos controlan su temperatura con el músculo cremáster que sube los testículos cuando hay frío y los baja cuando hay calor.
  • Cada testículo tiene 800 mts de conductos seminíferos donde maduran los espermatozoides.
  • La producción de espermatozoides es de 1.000 x segundo.
  • Cada 1.000 movimientos de cola permiten el avance de 1 cm.
  • El óvulo está a 20 cm de donde fue depositado por la relación sexual, o sea que necesita de 20.000 movimientos de cola para llegar al final de la trompa.
  • El lider de los espermatozoides llega al lugar del óvulo a los 20 minutos de la eyaculación.
  • El espermatozoide es más pequeño que un glóbulo rojo.
  • El óvulo es 85.000 veces más grande que un espermatozoide.
  • El cerebro es donde ocurre el crecimiento celular más grande. Crece a razón de 100 millones de células por minuto.













¿EN QUE CONSISTE LA INFERTILIDAD?

La infertilidad es un problema que afecta entre el 10% y el 20% de las parejas. Se define como la “imposibilidad de lograr embarazo, luego de 1 año de relaciones frecuentes, sin el uso de métodos anticonceptivos o, una vez logrado el embarazo, la imposibilidad de que llegue a feliz término”.

Hasta hace pocos años, 50% de esas parejas lograban, gracias a los adelantos de la ciencia, tener el tan ansiado hijo, pero para el otro 50% la situación se hacía desesperada porque la única alternativa era la adopción o resignarse a no tener hijos.

Ahora existen más esperanzas para estas parejas porque se dispone de nuevas técnicas que permiten lograr descendencia a un gran porcentaje de ellas.

Estos procedimientos, altamente sofisticados, se los ofrece el equipo de GESTAMOS porque se practican todas las alternativas disponibles para el tratamiento de la infertilidad.

En la figura 2-1 se puede apreciar la tasa de fertilidad natural a los 24 años en 1 año de exposición. Se puede ver que poco más del 25% se embaraza el primer mes, el 60% lo ha logrado a los 6 meses y el 85% a los 12 meses.

El 15% restante es el que se considera infértil, por eso no sólo se debe preocupar si luego de 1 año de exposición no ha logrado embarazo.

¿A QUE SE DEBE LA INFERTILIDAD?

Durante mucho tiempo, la ciencia ha buscado las causas por las que una pareja no puede concebir. Existen varias razones: algunas veces, el problema es de los espermatozoides y, otras veces, alteraciones en la ovulación. En algunos casos, las trompas están obstruidas o existen problemas hormonales tanto masculinos como femeninos. La clave del éxito es hacer el diagnóstico para proceder al tratamiento específico.

Causas de infertilidad en la pareja

  • 35% Problemas masculinos.
  • 35% Problemas femeninos.
  • 15% Infertilidad de causa desconocida.
  • 15% Problemas de ambos.

Cualquiera que sea la razón, en la actualidad existen muchas posibilidades de tratamiento para que la pareja pueda lograr el embarazo. Éste es un proceso en el que usted y su pareja deben permanecer unidos, con el fin de aumentar las posibilidades de éxito. El primer paso es encontrar la causa de la infertilidad mediante exámenes especializados.

¿QUE EXAMENES SE DEBEN HACER EN LAS MUJERES?

Historia médica

El médico la interrogará acerca de su historia clínica, así como también sobre todo lo relacionado con los hábitos que puedan contribuir con la infertilidad y le realizará un examen ginecológico completo.

Estudios hormonales

Durante los primeros tres a cuatro días de su ciclo menstrual, se le indicarán los siguientes exámenes de laboratorio: estradiol (E2), hormona folículo estimulante (FSH), prolactina, hormona luteinizante (LH) y hormona estimulante de la tiroides (TSH) y, el día 21-23 del ciclo, una determinación de progesterona (P4). Si presenta signos de masculinización, se le añade además, la determinación de testosterona y la dehidroepiandosterona (DHEA). Estos niveles hormonales permiten determinar si existen problemas endocrinos que puedan alterar la ovulación.

Pruebas de ovulación

La ovulación ocurre alrededor de la mitad del ciclo menstrual y se puede determinar mediante ultrasonido vaginal, con el fin de valorar el crecimiento del folículo que contiene el óvulo en su interior, determinar la fecha probable de ovulación y conocer si ocurrió la ruptura del folículo. Además, permite estimar la calidad del endometrio, que es el tejido que prepara el útero todos los meses para recibir al embrión y que es expulsado con la menstruación si no ocurre el embarazo.







Prueba postcoital

Esta prueba permite evaluar los espermatozoides dentro del moco que produce el cuello uterino durante la ovulación. Cuando por ultrasonido se estime la fecha de ovulación, se le indicará tener relaciones sexuales en el momento esperado de la ovulación. En la consulta el médico colocará una pipeta especial en el cuello luego procederá a la aspiración del moco cervical, y lo lleva al laboratorio para analizar la calidad del mismo y las características de los espermatozoides.




Histerosalpingografía

La trompa es el lugar donde se une el óvulo con el espermatozoide, por lo que es muy importante conocer si están o no permeables. La histerosalpingografía es un procedimiento que usa rayos X y contrastes especiales, que permiten valorar la permeabilidad de las trompas. Se realiza en los días que siguen a la menstruación, cuando haya cesado por completo el flujo de sangre y antes de la fecha probable de ovulación.




Sonohisterografía

Es un estudio que brinda una información excelente del estado de la cavidad uterina para detectar pólipos, fibromas, sinequias, etc.

En este procedimiento se introduce una solución fisiológica en el útero y mediante ultrasonido transvaginal se realiza la evaluación. Es un procedimiento materialmente indoloro y se hace en forma ambulatoria.




Histeroscopia

Consiste en visualizar la cavidad uterina mediante la introducción a través del cuello del útero, de un instrumento óptico muy fino llamado histeroscopio. Es un procedimiento sencillo que se realiza en el consultorio con sedación.

Mediante este procedimiento, se puede diagnosticar con precisión alteraciones intrauterinas que no se hayan visto durante el estudio radiológico o ultrasonográfico del útero. También permite la solución del problema porque el procedimiento puede ser no sólo diagnóstico sino también terapéutico, al permitir extirpar pólipos, fibromas, liberar adherencias, etc.




Laparoscopia

Constituye el estudio más preciso para el diagnóstico de la infertilidad porque permite una visualización directa de las estructuras pélvicas, es recomendable practicarlo si tiene más de dos años buscando bebé y no tiene un diagnóstico específico.

Consiste en introducir un sistema óptico dentro del abdomen, a través de la cicatriz umbilical, mediante anestesia superficial. Las imágenes son grabadas y discutidas con la pareja luego del procedimiento.






Se realiza en el consultorio y es ambulatorio, ya que a las dos horas se puede ir a su casa y en 48 horas puede reiniciar su vida normal.

QUE SIGNIFICA LA INFERTILIDAD PARA UN HOMBRE

«El impacto que la infertilidad tiene en cada persona es diferente y depende de sus características de personalidad, de determinadas situaciones ambientales, de determinados hábitos de vida e incluso, de determinados factores sociodemográficos.

Así, cada miembro de la pareja atribuirá significados distintos a su infertilidad, por lo que es importante que los profesionales de la salud trabajen en pro de la negociación y la aceptación de los diferentes puntos de vista, así como por el apoyo emocional mutuo.

De hecho, en diferentes investigaciones se ha puesto de manifiesto que para la mujer, el apoyo emocional que reciba de su pareja durante el tratamiento y en las fases previas, resulta fundamental para su ajuste y adaptación al mismo.

Entre las diferencias de género, en relación a las respuestas emocionales, se ha encontrado que para los hombres el hecho de ser infértil tiene menos impacto para su autoestima e identidad que para la mujer, pero al mismo tiempo ellos tienden a presentar mayores problemas para expresar sus sentimientos relacionados con la infertilidad.

Es importante tener en cuenta también, que al margen de las diferencias de género, algunos comportamientos y hábitos particulares se asocian con el desarrollo de problemas de fertilidad. Entre ellos se encuentran el consumo habitual de tabaco o cigarrillos, la promiscuidad en las relaciones de pareja (con sus consiguientes infecciones), el consumo de diferentes fármacos y el efecto tóxico que estos pueden tener sobre la calidad de los espermatozoides, el deseo de concebir a edades más avanzadas, el cambio de ritmo de vida (condicionante de estrés) y la presencia de algunos trastornos emocionales como la d! epresión o la ansiedad, los cuales mantenidos en el tiempo pueden resultar en trastornos hormonales (tanto en hombres como en mujeres) y algunas afecciones en la salud física.

En conclusión, la situación de infertilidad y el sometimiento a un tratamiento de reproducción asistida, puede tener consecuencias biológicas, psicológicas y sociales para el hombre, al igual que en la mujer»...

¿QUE EXAMENES SE DEBEN HACER EN EL HOMBRE?

Historia médica

El médico le hará una historia clínica, así como una investigación sobre todo lo relacionado con los hábitos que puedan contribuir con la infertilidad. Perfil andrológico

Consiste en un análisis completo del semen para evaluar la cantidad, movilidad y calidad de los espermatozoides. El es¬per¬mocultivo (cultivo del líquido seminal), se hace para determinar si existe alguna infección presente o pasada. También se hace la determinación de anticuerpos contra espermatozoides y saber cuáles son aptos para los diferentes tratamientos.

En caso de alguna alteración, el médico le puede indicar otros exámenes o una evaluación con un andrólogo, que es el especialista en esterilidad masculina. Valores normales del Espermograma

<
Valores Normales del Espermograma
Volumen 2,0 a 5,0 cc
Concentración > 20 millones/cc
Motilidad > 50% móviles
Morfología Criterios OMS* > 30% formas normales
Morfología Criterios Krüger** > 14% formas normales
* Criterios de la Organización Mundial de la Salud.
** Los Criterios Estrictos de Krüger es otro sistema
para clasificar la morfología espermática.

¿QUE SE DEBE HACER SI SE LOGRA EL EMBARAZO, PERO SE PIER?

Si el problema es que logra el embarazo pero aborta o los pierde en etapas avanzadas de gestación, los estudios son similares a los mencionados arriba y, en algunos casos, hay que agregar un estudio genético y otros exámenes de laboratorio especializados para descartar un problema de tipo inmunológico. Este último es muy común en casos de pérdida fetal recurrente porque el feto es diferente a la madre desde el punto de vista inmunológico. En condiciones normales la mujer no rechaza al feto pero, en algunos casos, el sistema inmunológico ataca al producto de la gestación y se produce la pérdida cada vez que ocurre el embarazo.

En la mayoría de los casos de pérdida fetal recurrente, deben tener confianza porque este es uno de los problemas de reproducción más fáciles de tratar. El problema es que la pareja que ha perdido 1 ó más embarazos, tiene un trauma emocional importante, sobre todo si la pérdida ocurre en etapas tardías de la gestación. Por esto, debe tener confianza en que, lo más probable, es que pueda tener un bebé en el futuro.

Recibe asesoría personalizada con nuestros especialistas.

¡Contáctanos!

SUSCRIBETE

Recibe a tu correo las actualizaciones y temas de interés.